Kyrie Irving sufre un esguince en su rodilla derecha

El base se someterá a una resonancia magnética para comprobar el alcance exacto de la lesión

Si era noticia ayer por los 54 puntos que había metido frente a Chicago Bulls, ahora lo es por la cara amarga de todo deporte: las lesiones. El base de Brooklyn no ha podido concluir el partido que enfrentaba a los neoyorquinos con los en Washington. Justo cuando se disputaba el último cuarto, Irving ha sufrido lo que la franquicia ha definido como un esguince en la rodilla que le ha obligado a abandonar la cancha.

Por el momento se desconoce la gravedad exacta de la lesión. El propio jugador ha explicado que los rayos X que le han realizado inmediatamente han dado resultado negativo; es decir, se descarta un daño estructural en su articulación. Sin embargo, habrá que esperar a la resonancia magnética para tener más claro el periodo de baja que pueda acarrear la mencionada dolencia.

“Qué semana… Pero estoy bien. Solo tengo que hacerme una resonancia magnética. Ahora tengo que ir a casa y ver qué pasa exactamente. Lo más importante es asegurarme de que mis ligamentos están bien. Fue una caída muy rara. Después sentí un gran estiramiento y tensión en la zona. Solo se trata de una mala caída”, señala el point guard, quien el curso pasado ya tuvo problemas en la misma rodilla siendo jugador de Boston.

La lesión se produjo en una disputa con Bradley Beal en la que la rodilla derecha quedó atrapada bajo el cuerpo del jugador de los capitalinos. Aunque en un principio parecía querer continuar sobre la pista, no intentó hacerle con el balón en el posterior salto entre dos para terminar abandonar la cancha instantes después cojeando.

Una temporada complicada

Cuando aún faltan prácticamente dos meses y medio para que concluya la temporada regular, Kyrie se ha perdido ya a estas alturas un total de 28 partidos. Poco después de empezar el curso estuvo 26 encuentros parado por una lesión en su hombro derecho que se complicó más de lo esperado. Superado tal problema hubo de ausentarse en otro choque por molestias en los isquiotibiales, y para finalizar tampoco estuvo presente en el partido que debía disputar justo después del fallecimiento de Kobe Bryant.

(Fotografía de Mike Stobe/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Denver conquista Milwaukee con un baloncesto coral

Los Celtics se imponen con autoridad a Philadelphia

Siguiente