Kyrie Irving tiene la nariz rota, pero seguirá jugando

sufrió una fractura nasal con leve desplazamiento en el encuentro que los jugaron contra los Timberwolves el miércoles. Sin embargo eso no será impedimento para que el base siga jugando.

Irving disputó el partido del viernes contra Charlotte Bobcats usando una máscara similar a la que ya se vio obligado a utilizar la pasada temporada. El jugador de los Cavs logró 18 puntos y 10 asistencias, insuficientes para que su equipo pudiera evitar la primera derrota de la temporada en casa.