La histórica pelea entre Pistons y Pacers, el peor recuerdo que se lleva David Stern

30 años como comisionado de la dan para mucho. , quien se aproxima al final de su mandato, ha vivido todo tipo de situaciones, y algunas de ellas no son el paradigma de cómo debe actuar un jugador profesional.

Preguntado sobre cuál ha sido el día más oscuro con el que le ha tocado lidiar, Stern no dudó demasiado: “La pelea que ocurrió entre los y los proporcionó a los medios demasiadas cosas en aquel fin de semana como para usar las palabras ‘matón’ o ‘punks’ con respecto a la actuación de los jugadores. Lo cual para mí está cargado de sentido sobre lo que ellos estaban diciendo y trajo consigo visiones de las formas en la que los medios nos trataron una década o más antes”.

Para Stern, las consecuencias de aquella pelea se extrapolaron al resto del mundo, lo que dañó en ese momento la imagen de la NBA. Otros de los momentos que se le recordaron como negativos fueron cuando Latrell Sprewell decidió que sería buena idea estrangular a su entrenador o cuando Gilbert Arenas introdujo armas en el vestuario de los Wizards.