La NBA admite dos errores en el arbitraje del OKC-Minnesota


Final de película con canasta de Andrew Wiggins desde Minneapolis para tumbar a los Thunder en Oklahoma. Fue una de las heroicidades de este inicio de temporada, un éxtasis de juego. No obstante, la NBA ha admitido dos errores severos en el arbitraje del partido.

En el informe de re-arbitraje conocido como The Two Last Minute Report —por el que la liga se dedica a juzgar posibles acciones polémicas del final de los encuentros—, la NBA ha reconocido dos errores graves en el citado Oklahoma-Minnesota. De hecho, de haberse arbitrado de la manera correcta según la liga, probablemente el espectacular signo del choque hubiera cambiado.

Así, el informe ha reconocido que existe falta de Karl-Anthony Towns en su bloqueo ciego a Paul George, antes de que Wiggins finalizase con canasta desde casi la mitad del campo. No por estar en movimiento, que no está tan claro, sino que la infracción se produce por poner una pantalla con el cuerpo demasiado extendido, golpeando en la pierna de George. Pantalla ilegal, según pudo alegar la liga.

Técnica a Thibodeau

Además de ese lance decisivo, la liga también ha identificado infracción en que Tom Thibodeau, técnico de los Timberwolves, hizo gestos para solicitar tiempo muerto después del triple de Carmelo Anthony, que puso por delante al conjunto local a cuatro segundos para el final del partido. Su equipo, Minnesota, no tenía ya tiempos muertos y por ello ese hecho fue susceptible de técnica según el reglamento NBA. Sin embargo, Thibodeau estuvo detrás de los árbitros en el momento de pedir tiempo y por ello los colegiados no pudieron castigar debidamente la acción.

Dos acciones decisivas que la liga se ha encargado de aclarar y que, de haber sido señaladas de acuerdo al reglamento, hubieran hecho cambiar el bando vencedor del partido.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.