La NBA establece un nuevo protocolo de medidas de seguridad contra el COVID-19


Con solo un par de semanas por delante hasta que comience la nueva temporada, la NBA ha publicado un protocolo en el que se establecen las diferentes medidas de seguridad que deberán cumplirse debido al COVID-19. El documento, de 134 páginas, ha sido enviado a las 30 franquicias de la liga, y en él se enmarcan las diversas precauciones que deberán tomarse para que pueda disputarse la nueva temporada en condiciones de seguridad. La liga ha mantenido muchas de las normas que se implementaron con éxito en Orlando, aunque esta vez contará con la dificultad añadida de tener que aplicarlas fuera de la burbuja.

Uno de los elementos más importantes es el camino a seguir en caso de que un jugador dé positivo. Para empezar, los afectados no podrán participar en ningún entrenamiento en los 10 primeros días posteriores al test o a la aparición de los primeros síntomas, y una vez superado este periodo tendrán que pasar dos días en los que solo podrán entrenar por su cuenta, sin entrar en contacto con nadie. Por tanto, el periodo mínimo de tiempo que se perderá cualquier jugador que dé positivo es de 12 días.

No obstante, no solo basta con esperar 12 días para regresar, ya que se han establecido dos vías alternativas para permitir a afectados reincorporarse. La más sencilla es la basada en los test, que establece que podrán volver a unirse a sus equipos los jugadores que muestren dos PCR negativas separadas por un periodo de 24 horas. La otra, basada en el tiempo, es más compleja, ya que establece que deben haber pasado 10 días desde el primer positivo o los primeros síntomas, 24 horas desde que la fiebre haya desaparecido sin el uso de fármacos o medicamentos, y que debe existir una mejora o desaparición del resto de síntomas.

Por su parte, los equipos que cuenten con algún caso tendrán que seguir varios pasos. Para empezar, deberán informar a las autoridades locales, y seguidamente contactar con todas las personas cercanas para evitar la expansión del virus. Además, se cerrarán las instalaciones hasta desinfectarlas por completo, y la persona infectada deberá aislarse en su casa.

La NBA reconoce que es bastante probable que se den casos positivos, pero confía en que estas medidas permitan reducir la exposición y transmisión del virus. Además, señala que la aparición de algunos contagios no implicará la suspensión de la temporada, ya que muchas de las medidas van encaminadas a que las personas infectadas no contagien a terceros y que no haya riesgo de propagación masiva.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.