La NBA medita empezar la temporada en diciembre


El planteamiento no sería únicamente de cara a la temporada 2020-21, sino que estaría pensado para que fuese algo permanente

Vivir una temporada de la NBA que empiece en diciembre y concluya en agosto es a día de hoy una opción real. Antes de la suspensión de la competición Steve Koonin, CEO de Atlanta Hawks, sugirió que la NBA debía cambiar de manera permanente su calendario para empezar a mediados de diciembre y concluir con las Finales en agosto. En ese momento aparecieron detractores –bastantes de ellos dentro de la Liga–. La situación ha cambiado. Ya sea impulsado o no por el brote del coronavirus, el propio comisionado de la NBA, Adam Silver, no esconde que están abiertos a estudiar que la campaña tenga lugar de manera permanente en las fechas propuestas por el ejecutivo de la franquicia de Georgia.

En una conversación con la periodista de ESPN Rachel Nichols, esta preguntó directamente al Comisionado si cambiar el inicio del curso a Navidad era algo que estuviesen meditando. La respuesta de Silver fue tajante. “Es una posibilidad. Está entre ese grupo de cosas que siempre estamos hablando”. La citada periodista añade que ya hay movimientos internos para que el plan pueda llevarse a cabo.

Ya se lo haya planteado la NBA con anterioridad a esta crisis o no, lo cierto es que parece el momento idóneo. Con la intención inamovible de retomar la temporada ahora suspendida, ya se da por hecho que la acción no volverá a las canchas hasta el mes de junio –posiblemente últimas semanas– y que será en agosto cuando tengan lugar las Finales. Con ese calendario, querer que el siguiente curso comenzase en octubre sería un reto enorme. Hablaríamos de comprimir en unos dos meses el draft, la agencia libre, las summer league, la pretemporada… Demasiada precipitación cuando la incertidumbre es la que manda ahora.

Siguiendo en esta línea, Adrian Wojnarowski, también de ESPN, señala que el cambio está ganando adeptos conforme pasan las fechas. Para ser exactos, dicho periodista cita al presidente de un equipo con influencia en la Liga que habría pasado de asegurar que no le gustaba la idea de Koonin a sentirse intrigado por ella. Tener a las franquicias convencidas sería un paso importante para que el plan creciese, pero no el definitivo.

La cuestión televisiva

La NBA es un negocio, y como tal, depende en gran medida de lo que deseen hacer sus socios televisivos. En este sentido, hay muchas incógnitas a despejar para que un cambio tan drástico pueda implantarse. Para empezar está el hecho de que para ABC/ESPN y Turner/TNT el programar la parte más importante de la temporada en meses como julio y agosto puede ser poco atractivo, ya que se trata de una época de descenso de audiencia a causa de las vacaciones. Este sin embargo es un dato que podría ser contestado por el hecho de que las últimas Finales fueron las menos vistas en la última década. Entonces, ¿probar a cambiar año sería descabellado? No lo parece.

Año de prueba

Se quiera o no, empezar la próxima campaña más tarde de la habitual suena a día de hoy casi como una necesidad si finalmente de concluye el actual curso. En ese contexto, plantearse la temporada 2020-21 como una prueba parece lógico. La respuesta de los aficionados, las audiencias, la competencia con otros deportes… Todo se podría analizar minimizando el margen de error con una prueba empírica de cómo podría ser la NBA de ahora en adelante.

Respecto a la coincidencia o no con otras competiciones. El plan inicial de Koonin recalcaba que el cambio permitiría a la NBA evitar coincidir con la primera parte de la temporada de NFL (fútbol americano) y ser un competidor más directo de la MLB (béisbol). Siguiendo esta corriente de coincidencias, la agencia libre, uno de los momentos más seguidos del calendario NBA, tendría lugar en un momento en el que sí debería coexistir con las primeras semanas de NFL.

Sí, las dudas se amontonan de golpe. Con una tradición que dice que son 82 partidos, que el draft es en junio, que la agencia libre se abre el 1 de julio, que se empieza en octubre y se acaba en junio… y vuelta a empezar. Conocedores de que eso ha funcionado y que cada fecha es para los aficionados tan NBA como cualquier partido, el presente dice que hay que estar abiertos a cualquier cambio. La NBA lo está. La NBA nunca para.

(Fotografía de Jeenah Moon/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.