La noche mágica de Kelly Olynyk


A sus 26 años, Kelly Olynyk parecía haberse estancado como jugador. Su prometedor año de novato en Boston nunca tuvo una gran mejora, perjudicado por una cargada rotación y por sus propias limitaciones. Pívot sin rebote ni defensa interior fiable, y tirador de rachas, su salida al mercado como agente libre restringido en 2017 no despertaba furor ninguno. Posiblemente, ni siquiera en unos Celtics con piezas mayores que cazar.

Antes del decisivo partido ante Washington, con las Finales del Este en juego, Isaiah Thomas aseguraba que en un Game 7 «es donde nacen las leyendas». Si es así, este lunes nació la de un desgarbado siete pies canadiense con discutibles elecciones capilares. Kelly Olynyk jugó uno de sus mejores partidos cuando su equipo más lo necesitaba. Y los Wizards, que bastante tenía con controlar a Thomas, lo pagó caro.

Imparable en la pintura


Quizás Olynyk no fue la mayor preocupación de Washington. El gran partido de Isaiah Thomas obligaba al equipo de Scott Brooks de prestarle atención especial. Pero, aun así, el jugador canadiense brilló por méritos propios, terminando con 26 puntos (10/14 en tiros de campo), 5 rebotes y 4 asistencias. En 6 de sus intentos, Olynyk tuvo a un defensor encima obstaculizando su tiro. Olynyk metió los 6.

Dentro de la pintura, donde hizo un gran trabajo penetrando a canasta, Kelly Olynyk remató a Washington con un 7/7. Una actuación espectacular rematada con 14 puntos en el último cuarto. Isaiah Thomas, generalmente el especialista en este tipo de finales, cedió con gusto a su compañero la responsabilidad anotadora. De las 12 asistencias que repartió el base, 5 fueron para Olynyk, incluyendo sus tres últimas del partido.

De soldado a leyenda

Protagonista por motivos menos heroicos en otros momentos de la serie ante Washington, Kelly Olynyk puede estar quizás ante sus últimos partidos como Celtic. Es inevitable pensar que su exhibición ante los Wizards quizás le haya ganado algún millón extra en la agencia libre, y seguramente algún partidario más de renovarle en Boston. Es también posible que nunca vaya a tener un partido igual pero, en el peor de los casos, Olynyk tendrá al menos una línea en el cargado libro de historia de los Celtics. Un Game 7 siempre crea leyendas, aunque sean breves.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.