La noche perfecta del sorprendente Thomas Bryant le acerca a Wilt Chamberlain

El jugador de segundo año, desechado por los Lakers tras su curso de novato, se convierte en la sensación de la jornada del sábado 22 de diciembre

El 30 de junio de 2018, en una de esas múltiples operaciones que se dan alrededor de la agencia libre, los Lakers cortaban a , jugador que había debutado en la NBA con los angelinos en la 2017-18 y que había sido el número 42 del Draft de 2017. Bryant, natural de Rochester, New York, había tenido un par de años buenos en la Universidad de Indiana, donde había sido parte del Quinteto Ideal de Novatos de la Big Ten. Antes, en 2015, fue McDonald’s All-American.

La maniobra de los Lakers con su despido era clara: ahorrarse los 1,37 millones de dólares que Bryant tendría garantizados para la 2018-19 si pasado el 5 de julio de 2018 seguía en la plantilla angelina. Para los rectores californianos, cortar a un pívot que apenas había demostrado nada en la NBA, con 15 partidos y 1,5 puntos y 1,1 rebotes, no entramaba aparentemente demasiados problemas. Bryant, que en la G League con los South Bay Lakers había elevado sus prestaciones hasta los 19,7 puntos y 7,3 rebotes en 37 duelos, entraba en la agencia libre de 2018 listo para tratar de sobrevivir en la NBA. Su esperanza para evitar eso, que alguna franquicia reclamara de los waivers su contrato en las siguientes 48 horas a su despido de los Lakers.

Un suplente para Howard

Y esa escuadra fueron los , quien ya habían llegado a un acuerdo con Dwight Howard para que fuera el pívot titular, quienes ya se habían desecho de Marcin Gortat y quienes pensaban que Bryant podía ser una pieza suplente barata y con el poco riesgo que conllevaban los 1,37 millones de dólares garantizados. No se trataba de una locura, sino de una de esas acciones de complemento, de dar profundidad a la plantilla.

Bryant se asomaba entonces como el suplente de Howard, el hombre que daría minutos de resuello a Superman. Y así fue hasta el 18 de noviembre de 2018, cuando el glúteo de Howard dijo basta y a Scott Brooks no le quedó más opción que tirar de Bryant.

La noche del 22 de diciembre le acerca a Chamberlain

Lo decimos estadísticamente y salvando todas las distancias entre un pívot y otro. Pero los números no mienten, aunque sea de momento de manera puntual. A Bryant le costó rodar en los Wizards, verse de nuevo de titular, pero desde el 20 de noviembre contra los Clippers, nadie le sacaba de la titularidad. Por algo sería. Firmó algunos buenos trabajos, pero ni siquiera llegaba al doble-doble, algo frecuente en los pívots de la NBA.


Hasta que llegó la velada del 22 de diciembre y con ella el partido de su vida. En el duelo con más puntos registrados en la liga desde abril de 2008, Bryant quiso dejar su huella. Y vaya huella. En 35 minutos -no necesitó casi una hora como estuvieron en pista alguno de sus compañeros- dejó su primer doble-doble como profesional y su récord de puntos, 31, y rebotes, 13. Todo eso ya hubiera bastado para coronarse en las vísperas de Navidad, pero Bryant lo hizo con una hoja de tiro impecable: 14/14 en lanzamientos de campo, todos desde la zona restringida, y 3/3 en tiros libres.

Bryant fue especialmente dañino entre la segunda y la tercera prórroga, donde los de la capital ganaron el duelo, y cuando anotó 16 de los 18 puntos de Washington, incluido el tiro que forzó el tercer tiempo extra. Sus números le igualan a Gary Payton como jugador con más tiros anotados sin fallo desde 1995. The Glove también hizo 14/14 entonces. Y lo que es más, ese 14/14 le acerca a uno de los pívots más determinantes de siempre, Wilt Chamberlain. Solo él ha sido capaz de hacer más tiros de campo sin fallo en un partido de la NBA. Ocurrió en febrero de 1967, cuando acabó con 42 puntos y 18/18 en tiros de campo.

Con cosas así, con noches así, Washington echa algo menos en falta a Howard. Y hace que sus rectores confirmen en que aquella maniobra casi anónima y sin gran trascendencia de julio de 2018 gane ahora un tremendo valor.

(Fotografía de portada: C.Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Los Clippers no tienen piedad de Denver

Los Knicks, centrados en desarrollar a sus jóvenes jugadores

Siguiente