La odisea de Baldwin y Stauskas: 4 equipos en 5 días


Cuando un jugador firma un contrato con un equipo de la NBA sabe que está renunciando prácticamente por completo a su poder de decisión. El equipo es libre de traspasarle a donde la plazca en cualquier momento, y no son pocas las historias de hombres que, de la noche a la mañana, han tenido que hacer la maleta para mudarse a otra ciudad quién sabe por cuánto tiempo. No tan habitual, sin embargo, es la historia que han vivido estos días Wade Baldwin y Nik Stauskas.

Todo comenzó el pasado domingo, cuando ambos jugadores fueron traspasados de los Blazers a los Cavaliers. Hasta ahí todo normal, pese a que Stauskas se enteró de que debía marcharse mientras estaba entrenando. Duro, pero no es el primero ni será el último.

El miércoles, no obstante, la historia comenzó a volverse más atípica, pues ambos tuvieron que poner rumbo a Houston tras ser traspasados de nuevo. No es que marcharse de Cleveland (y de estos Cavs) sea exactamente una mala noticia para nadie, pero la odisea empezaba ya a ser considerable. Y aún quedaba la guinda del pastel.

Ayer, apenas 24 horas después de llegar a los Rockets, el dúo volvió a ser traspasado, en este caso rumbo a Indiana. Y los Pacers, quizás tentados por el poder cómico de la historia, decidieron rematarla cortando el contrato de ambos, que se quedan ahora sin equipo tras recorrer más de 7400 kilómetros en 5 días.

Opciones de futuro

Más allá de los mil memes y comentarios irónicos que han surgido al respecto, habrá que ver qué opciones se les presentan en el mercado de jugadores sin equipo. Stauskas es posiblemente el más interesante de la pareja, pues, pese a su irregularidad, ha demostrado en Portland ser capaz de aportar un bien tan codiciado en la NBA como es el tiro exterior, y alguna franquicia con un hueco libre en su plantel podría darle una oportunidad. En sus 44 partidos con los Blazers, el canadiense ha promediado 6,1 puntos en 15 minutos.

Baldwin, por el contrario, no ha gozado de tantas oportunidades. En los 16 encuentros que ha disputado apenas ha llegado a promediar 6 minutos, tiempo insuficiente para dar muestras de su nivel. Donde sí tuvo momentos brillantes fue en la Summer League de Las Vegas, en la que fue elegido en el segundo mejor quinteto, pero aquello queda ya demasiado lejos como para pensar en que le sirva de referencia para ganarse un nuevo contrato.

(Fotografía de portada: Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.