La renovación de Udonis Haslem con Miami: el equipo antes que él mismo

es feliz en Miami. La semana pasada conocíamos que había firmado su renovación con los Heat por un año y el mínimo salarial, una cifra cercana a los 2,4 millones de dólares; un movimiento que, a sus 38 años, parece encaminado a cerrar su carrera profesional en el que ha sido su franquicia durante los quince años que lleva en la NBA. Se dice pronto.

Preguntado por los motivos que le han llevado a cerrar esa renovación para un curso más, Haslem ha querido dejar claro que su “cariño por la organización” ha sido esencial para llegar rápidamente a ese acuerdo, ya que en su orden de prioridades el primer lugar lo ocupa el equipo que le ha dado todo.

“Para mí, que he nacido en Miami, significa mucho. Ojalá fuera capaz de calibrar lo importante que es esto ahora mismo, pero soy consciente de que es algo muy grande”, comenzó diciendo Haslem, en palabras vertidas a ESPN. “Todo esto va de mi cariño por la organización y por la gente que está aquí. No se trataba de [mirar] por mí. Si yo estuviera pensando en jugar un mínimo de tiempo, podría haberme buscado otro lugar como China o similar. Pero, al final del todo, ¿qué me podría haber más feliz que estar en esta franquicia y estar rodeado de esta gente? No, no creo que haya nada que pudiera lograrlo”.

La charla con Spoelstra

Como decía el propio Haslem, su presencia en cancha no ha sido el criterio que más le ha determinado a la hora de haberse decantado por los . La pasada campaña, solo jugó 14 encuentros y sabe de pleno que el próximo curso tampoco es que esa cifra vaya a multiplicarse por mucho. Sin embargo, una charla sincera y tranquila con Erik Spoelstra fue suficiente para saber qué es lo que tenía que hacer con su situación.

“Erik Spoelstra y yo fuimos honestos el uno con el otro”, comentó. “Honestamente, esto no siempre va de decirle al otro justo lo que quiere oír. Ambos estamos en ese punto de nuestras carreras en el que evaluamos la opinión del otro, sea lo que queremos oír o no. Confíamos el uno en el otro. En nuestra mente, lo que está siempre es el mejor de los intereses para el equipo”.