La venganza de Luol Deng contra los Lakers


El alero disfruta de minutos importantes en la rotación de Minnesota tras el despido de Thibodeau y ayer hurgó en la herida de su antiguo equipo

Luol Deng jugó solo 13 minutos de la 2017-18. Lo hizo con los Lakers de Luke Walton, quien tras el primer duelo de la temporada decidió que el alero no iba a jugar más y le defenestró para el resto de la campaña. Deng, señalado como si él fuera el culpable de firmar en el verano de 2016 un contrato con los Lakers por cuatro campañas y 72 millones de dólares, había ya desaparecido de la rotación en el último tramo de la 2016-17. Pero lo de la 2017-18 fue la puntilla, aunque no encontró una salida a su situación hasta el pasado mes de septiembre, cuando acordó el buyout con los Lakers, perdonó unos cuantos millones de dólares y, ya como agente libre, firmó con Minnesota.

Allí, en Minneapolis estaba un viejo conocido para Deng, un Tom Thibodeau que había sacado lo mejor de él en Chicago. Pero el Deng que llegaba ahora a los Timberwolves era un jugador que llevaba un año y medio sin competir de verdad. Así que con Tibs, el africano no tuvo minutos importantes. A veces ni siquiera lo sacaba con el duelo sentenciado para uno u otro lado.

Con Saunders cambia la situación

El 6 de enero de 2019, a pesar de barrer a los Lakers, la directiva de Minnesota decide despedir a Thibodeau. Su sustituto, Ryan Saunders, el entrenador más joven de toda la NBA, con solo 32 años de vida a sus espaldas. Desde su llegada, los Timberwolves marchan 5-3 y han equilibrado su balance de victorias y derrotas: 24-24.

El último triunfo llegó anoche, contra los Lakers precisamente. En los tres duelos previos de la temporada 2018-19 Deng no había tenido ocasión de medirse a su antiguo equipo, ni siquiera ese 6 de enero cuando los T-Wolves arrasaban a los californianos.

Ryan Saunders ha cambiado la situación del jugador, al que le ha hecho saltar a la pista en cinco partidos -jugó cuatro con Thibodeau- y en ocasiones con un rol interesante. No, para Deng ya no solo hay minutos de la basura.

Venganza contra los Lakers

Una tendencia que se confirmó anoche en el Staples Center, la que fue la casa, quizá no el hogar, de Deng durante un par de cursos. Disputó 11 minutos, para 7 puntos y 3 rebotes. Suyas fueron algunas jugadas importantes en el tercer cuarto, con el duelo completamente abierto, como correr y culminar un contraataque o embocar un triple lateral para hacer daño a la franquicia que lo dejó vestido de calle una campaña entera.

Con Ryan Saunders los promedios de Deng son de 5,4 puntos, 1,8 rebotes y 9,7 minutos. Ha jugado más en las últimas tres semanas que en casi dos años.

“Tienes que estar feliz por él. No habríamos ganado este partido sin Luol”, le elogió su entrenador , quien hace poco aseguraba que no se imaginaba lo duro que tenía que haber sido para Deng haber pasado por esta travesía.

“Vine aquí para jugar”, apuntó por su parte el propio Deng, en declaraciones recogidas por Los Angeles Times. “Para mí, se trataba de ganar hoy. He tratado de limpiar mi mente sobre todo lo que ocurrió aquí”, comentó acerca de su vuelta al Staples Center. “Sabía que podía jugar a pesar de todo lo que ha pasado en los dos últimos años. Todavía sabía que podía jugar y conocía mi rol. Lo acepté”.

(Fotografía de portada: Lance King/Getty Images for SiriusXM)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.