Lakers asegura el futuro: renuevan a Lonzo, Hart, Ingram y Kuzma

LeBron James es el presente y futuro a muy corto plazo de Los Angeles . Su llegada lo cambia todo, la NBA entera, y de paso coloca al equipo angelino en la mejor posición de un comienzo de temporada desde los dos últimos dos anillos. El porvenir es ilusionante y lo es mucho más gracias al núcleo de jóvenes jugadores que pueblan la plantilla del conjunto angelino (además de lo que puedan pescar en verano). Los directivos de los lo saben y por eso Rob Pelinka, general manager, anunció este martes la continuidad por adelantado de , , y .

Todos ellos poseían una team option (opción de equipo) de cara a la temporada 2019-20 y los Lakers han decidido acometer ya dicha posibilidad para dejar los deberes hechos con antelación suficiente que otorgue la confianza necesaria a sus jóvenes durante el inicio de curso. De ese modo, los cuatro jugadores seguirán en la plantilla para la temporada 2019-20.

Lonzo Ball pasa a un plano no tan protagonista en la nueva temporada tras la llegada de LeBron James. Como Alberto de Roa escribió hace unos días, ahora será el propio base quien tenga que adaptarse al nuevo orden establecido y no tanto el equipo el que baile al son de Lonzo. En cualquier caso, Ball es un activo de lujo para los Lakers. Sobre todo de cara a futuro.

Ingram es “el siguiente gran jugador” como pudo definir LeBron. Está ante la que se presume como temporada de su conversión definitiva en una estrella de la liga —él mismo ha dicho que quiere ser All-Star— y aparece en muchas quinielas para Jugador más mejorado de la nueva temporada. Es su año del despegue definitivo.

Kyle Kuzma es otro de los llamados a dar un paso adelante tras un año de novato en el que fue el gran ‘robo’ del Draft 2017. Desde la posición 27 del certamen de hace dos ediciones, Kuzma se destapó como un anotador con mucho porvenir (16,1 puntos de promedio en su inicio profesional), además de físicamente capacitado dar mucho desde dentro y desde fuera.

Por último, Josh Hart es el menos mediático de los jóvenes valores en los Lakers, aunque eso no le impidió alzarse con el cetro de MVP de la Summer League el pasado verano (más de 22 puntos por noche). Aunque la llegada de Lance Stephenson al equipo le cierra alguna que otra puerta, su velocidad y tiro exterior le abren otras. Está llamado a ser un jugador muy útil en el futuro de los Lakers y podría serlo ya en el presente si Luke Walton apuesta por quintetos pequeños en pista.