LaMarcus Aldridge habla sobre su retirada: “Tenía mucho más que dar”


LaMarcus Aldridge se ha sincerado en una extensa entrevista para el medio The Athletic un mes y medio después de anunciar su retirada del baloncesto profesional. El ala-pívot completó una carrera de quince temporadas en la NBA con el síndrome de Wolff-Parkinson-White, el cual puede causar latidos cardíacos irregulares.

Esta dolencia le fue detectada en su año de novato, en 2006, tras lo cual le seguiría otra cirugía menor en 2011 después de sufrir un nuevo episodio. A sus 35 años, sin embargo, decidió cortar por lo sano tras un nuevo susto durante el partido del pasado 10 de abril ante Los Angeles Lakers.

Sin la oportunidad de poder mentalizarse para ello ni preparar su vida post-baloncesto, Aldridge se alejó del deporte que amaba y que todavía practicaba a un alto nivel. Cinco días después, el 15 de abril, anunció su retirada como miembro de los Brooklyn Nets, equipo en el que había recalado apenas unas semanas antes.

“He estado deprimido y estoy tratando de encontrar la manera de abordar esto de estar sin competir en una cancha”, reconoció Aldridge. “Todavía amo el baloncesto. Todavía tenía mucho más que dar. Cuando dejas de hacer algo que amas durante tanto tiempo y lo pierdes de la noche a la mañana, supone un shock. Estoy tratando de encontrarme a mí mismo.”

Aldridge añadió que su inesperada retirada fue todavía más difícil de asimilar debido a la posición privilegiada en la que se encontraba para luchar por el anillo por primera vez en su carrera. “No escogí Brooklyn para hacer un súper-equipo. Los elegí porque encajaba exactamente con el perfil de jugador interior que buscaban. Quería un tipo que pudiera anotar y también defender a los jugadores más grandes. Así que esa fue la parte más difícil. Quería estar en condiciones de llegar a la final. Tener esa oportunidad en un escenario así, ser parte de la historia y dejar mi huella. Nunca he jugado unas Finales. Estuve en Finales de Conferencia, pero no en las Finales. Así que fue una oportunidad para mí de dar el siguiente paso, para añadir algo más a mi legado y ver cómo se siente. Siempre me he enorgullecido de abrazar momentos y tratar de crecer y aprender de cada momento. Quería llegar hasta allí, ayudar a esos muchachos a ganar y ser parte del viaje. Y luego, si lo lográbamos, con suerte volveríamos dos o tres veces más. Definitivamente, fue la parte más dura para mí.”

Además, el ya ex-jugador agradeció el detalle promovido por Damian Lillard, quien ha solicitado formalmente a los Portland Trail Blazers la retirada del dorsal ’12’ que lució durante su estancia en Oregon. Una petición que la franquicia estudiará durante la temporada baja. “Ese chico es muy grande. No tenía por qué hacerlo y lo hizo. La verdad es que sería un honor. Allí crecí y me convertí en el jugador y en la persona que soy hoy. Así que me encantaría que retirarán mi camiseta. Sería un honor para mí ser parte de su historia.”

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.