LeBron James, muy molesto con no haber sido el Defensor del Año

Terminó segundo en la votación al Mejor Defensor del Año, pero eso a parece que le sabe a muy poco. O incluso a injusto.

“Apesta”, dijo James antes del Game 3 ante los Bucks. “Definitivamente apesta el terminar segundo. ¿Quién quiere acabar segundo?“. Recordemos que ganó este premio hace unos días obteniendo 212 puntos, mientras que LeBron llegó hasta los 149.

[Relacionado: Marc Gasol, elegido Mejor Defensor del Año por delante de LeBron e Ibaka]

El alero de Miami argumentó que esta temporada había hecho sus mejores promedios en rebotes defensivos (6,8) y en rebotes totales (8), a lo que se suma 1,7 robos por encuentro, así como 1 tapón. A todas esas estadísticas, James le añade su versatilidad a la hora de defender a los rivales: “Defiendo a cualquier jugador en la pista. No sé si hay algún jugador en la historia de la NBA que haya defendido desde un base hasta un pívot. Pero bueno, ya está”.

La variedad en las tareas defensivas es un punto muy destacable en la actuación de LeBron, teniendo que adaptarse y conocer a cualquier jugador de la liga por si le toca defenderle en algún momento del encuentro: “Tengo que saber todo lo bueno y malo, los pros y los contras de todos y cada uno de los jugadores en esta competición porque, en algún momento, voy a ser emparejado en defensa con ellos”.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.