Leonard mide las opciones de seguir en Toronto por partidos ganados

ha hablado, e incluso a sonreído, vistiendo la camiseta de Toronto con el número ‘2’ que lucirá en ella. Tras protagonizar el culebrón del verano, el nuevo jugador de la franquicia canadiense ha atendido a los medios junto al general manager del equipo, Masai Ujiri, mostrando en todo momento un tono relajado de cara a la que será su primera aventura lejos de Texas y los Spurs.

Como es lógico, poco ha tardado en ser cuestionado por su futuro. No se trataba de poner en duda su compromiso para el curso que se avecina, sino las posibildiades de que se comprometa a largo plazo con los Raptors. Como todos sabemos, nada más conocerce que había pedido el traspaso, se filtró que su objetivo era jugar en Los Ángeles. Pese a ese deseo, San Antonio lo traspasó a Toronto, lo que no ha hecho que las voces que le sitúan en Lakers o Clippers cesen. ¿Qué piensa Kawhi? Pues que todo dependerá de cómo se desarrolle la campaña.

“Depende de ganar partidos, así es como consigues que jugadores de enorme calibre quieran venir y jugar. Quiero jugar aquí. Si te dedicas a mirar al futuro, vas a tropezarte con el presente. Vine aquí con la mente abierta. Quiero hacer grandes cosas”, expresa a los medios refrendando las últimas informaciones que aseguraban que daría una oportunidad a su nuevo equipo.

Lo cierto es que si todo lo que tienen que hacer los Raptors es acumular victorias, el futuro pinta bien. Con la continuidad a largo plazo de Kyle Lowry, el cual sigue acompañado de un grupo profundo de jugadores –sumaron en verano también a Danny Green–, es casi seguro que volverán a moverse por encima de las 50 victorias; es decir, estarán en la élite de la Conferencia Este. Y más allá de los resultados deportivos, Toronto tiene todo un año para convencerlo.