Misión Toronto: un año para convencer a Kawhi Leonard

Los tienen ante sí una temporada, digamos, diferente. Han salido de su zona de confort, esa en la que cuajan grandes temporadas regulares, pero que sufre un desfallecimiento sin igual una vez llegan los playoffs. La franquicia canadiense parecía haberse acostumbrado a vivir en esa frustrante circunstancia, pero lo sucedido este verano cambia su modus operandi.

Primero, porque se ha ido DeMar DeRozan, uno de los dos pilares, junto a Kyle Lowry, encargado de hacer de los Raptors uno de los equipos más potentes del curso; y segundo, porque ha aterrizado , un jugador que lleva prácticamente un año dando tumbos, pero que está obligado a dar lo mejor de sí si quiere firmar un contrato con el máximo número de ceros posibles. Él lo sabe, Toronto lo sabe.

Todo este contexto, brevemente explicado, nos lleva a pensar que, habiendo alterado el orden los factores, este curso también debería alterarse el orden el producto. La cosa es que, evidentemente, en los despachos de los Raptors desean que esta nueva situación por la que han apostado fuertemente se prolongue en el tiempo y no sea, en el caso de que los resultados empiecen a acompañar, una situación pasajera.

A por todo con Leonard

Los Raptors son los nuevos Thunder. Los de Oklahoma vivieron algo muy similar justamente hace un año, cuando se traían a Paul George para un año, pero con la intención de convencerle para que se quedase más tiempo. Si tiramos de buena memoria, a lo largo de la temporada, casi todas las informaciones apuntaban a que el alero acabaría yéndose – los Lakers parecían ser el destino elegido –, lo que dejaba “compuestos y sin novio” a los Thunder. Aquello no pasó y George decidió quedarse; en gran parte, porque el equipo, la ciudad y los aficionados le habían hecho sentirse como en casa. Ahí está la felicidad del profesional.

En Toronto saben que van a tener que recorrer el mismo camino que los Thunder, y más teniendo en cuenta que Leonard, en lo poco que se ha pronunciado desde su fichaje, siempre ha traslado su idea de mantener la mente abierta ante las posibilidades que tiene/tenga en la mano.

Ante ese escenario, ha salido a la palestra. El presidente del equipo, uno de los tipos trajeados más brillantes que existen en el actual planeta NBA, ha querido dejar claro que su particular All-in por Leonard va a necesitar el apoyo de todo lo que tienen. Y cuando se dice todo, es todo: la ciudad, los compañeros, los aficionados y hasta los resultados (positivos) que consigan. A por Leonard.

“Si quieres ser genuino, has de ser real. Ya me entendéis, se trata de ser quien tú eres”, comenzó diciendo Ujiri en el podcast del periodista Adrian Wojnarowski en ESPN. “Igual no tenemos el mejor clima del mundo, pero podemos ser los mejores en otras cosas: en diversidad, en la ciudad, en que Toronto es un lugar único, en los aficionados que tenemos, en la atmósfera. Creo que en eso somos únicos y se está empezando a ver por todos lados”.

Para Ujiri, ahora lo que deben hacer es unir todas esas cosas positivas que forman parte de la cultura de Toronto y “añadir el baloncesto a todas ellas. Quizás el baloncesto antes no estaba tan arraigado en ese sentido, pero estoy seguro de que hay una parte en él [Leonard] que piensa que este equipo tiene sus opciones. También sucede con sus compañeros de vestuario, viendo lo duro que están entrenando. Tenemos que empezar a mostrar quiénes somos. No se trata de vender la moto. Esto va de ser quién eres”.