Lío tras el Hawks-Mavs: protesta formal de Dallas y posible multa a Cuban


La franquicia de Texas estima que los árbitros cometieron un error a falta de pocos segundos que debe traducirse en la repetición del final del encuentro

Pocas veces una sola jugada da para tanto. En el partido que el sábado disputaron Atlanta Hawks y Dallas Mavericks, los segundos no quedaron nada contentos. Más allá de la derrota, los de Texas creen que la acción decisiva del encuentro, la cual terminó con una canasta de John Collins a falta de unos nueve segundos, no debió valer.

A grandes rasgos, los árbitros señalaron en pista un tapón ilegal de Dorian Finney-Smith a Trae Young que fue revisado para que estos cambiasen su decisión y dieses validez a la acción del jugador de Dallas, ¿dónde está el problema? Pues en que Collins recogió el rechace y anotó una canasta después de que los árbitros pitasen. Para Dallas y para un Mark Cuban enfurecido que mostró su malestar por Twitter, la canasta no debía valer; para los árbitros, fue legal.

Sin entrar a valorar si los puntos debieron subir o no al electrónico, en estos momentos la pelota está en el tejado de Adam Silver. Es el Comisionado de la NBA quien debe tomar una decisión después de que Dallas Mavericks haya enviado una protesta formal a la Liga. A partir de ahí se podrían dar varios escenarios que van desde la repetición de los últimos segundos del partido (lo que piden desde Dallas) hasta una multa significativa para Cuban, cuyo comportamiento durante el encuentro así como su posterior estallido en Twitter estaría ya siendo examinado.

La realidad es que sea cual sea la determinación de Silver parece imposible que Cuban se salve de una sanción. Como decíamos, no solo va a analizarse el hecho de que atacase a los árbitros y a la NBA por a quienes asigna la formación de los colegiados, sino también el hecho de que en varias ocasiones entrase en la cancha durante los últimos minutos del partido. “Vamos a revisar el asunto en su totalidad”, señala Mike Bass, portavoz de la NBA.

El procedimiento

Como todo en la NBA, el camino iniciado por los Mavericks tiene sus plazos marcados. Una vez presentada la protesta, ambos equipos involucrados cuentan con cinco días para proporcionar al Comisionado cualquier prueba o dato sobre la situación a debate. Una vez recabada toda la información, el Comisionado cuenta con cinco días para tomar una decisión. Si las franquicias envían sus evidencias antes de que se cumplan los cinco días protocolarios, el Comisionado puede empezar antes con su deliberación del asunto, acortando así los plazos máximos establecidos.

Cuban y las multas

Ver al propietario de Dallas protestando no es ninguna novedad. Siendo durante mucho tiempo muy crítico con el arbitraje en la NBA, así como con la administración de la misma, Mark Cuban acumula en estos momentos unos dos millones de dólares en multas; eso sí, llevaba bastante tiempo en la sombra. Para ser exactos, es la primera vez que Cuban alza la voz públicamente desde que la organización se viese obligada a pagar 10 millones de dólares por el escándalo de acoso sexual que se destapó en el seno de la franquicia. En aquella ocasión la investigación probó que durante 20 años un ex empleado tuvo un comportamiento de conducta sexual inapropiado pese a que en la organización había constancia de ello.

Precedentes

La petición y deseo de Cuban es que el encuentro ante Atlanta sea repetido desde la que considera una señalización equivocada de los árbitros, informa ESPN. En caso de que este recurso prosperase, el partido se reanudaría con un salto entre dos a falta de 9,7 segundos y con puntos de ventaja para los locales. Este sería el escenario ideal para Dallas, pero parece muy complicado que ocurra.

Durante la presente campaña Houston presentó un recurso similar debido a un fallo arbitral que evitó que el equipo sumase dos puntos que eran validos gracias a una canasta de James Harden. La NBA admitió que los Rockets tenían razón, pero optaron por no repetir el partido alegando que al haberse producido la acción con más de siete minutos por jugarse, el equipo había tenido tiempo suficiente para sobreponerse al error. Así, para encontrar la última repetición de un tramo de un choque hay que remontarse hasta 2008, cuando la mala señalización de una falta a Shaquille O’Neal a falta de menos de un minutos hizo que los 51,9 segundos restasen entre Heat y Hawks se disputaran un 8 de marzo cuando el partido original fue el 19 de diciembre de 2007.

(Fotografía de Hector Vivas/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.