Lonzo Ball da las gracias a Luke Walton

Tener a LeBron James lesionado nunca es una buena noticia, pero en esta ocasión parece que Los Angeles Lakes sacarán algo positivo de la ausencia de su mejor jugador.

Nada más conocerse la baja de El Rey para varios partidos, tanto en la franquicia californiana como de puertas hacia fuera se vio este percance como una prueba para aquellos que lo acompañan en la plantilla. El reto comenzó bien. Pese a perderlo en mitad del partido ante Golden State, los jóvenes supieron sobreponerse. Sin embargo, de los seis siguientes encuentros cayeron derrotados en cinco.

Ante ese mala racha, apeló directamente a y Brandon Ingram, a quienes pidió “más pasión y lucha” para revertir la situación. Y lo ha conseguido. Justo tras sus palabras los Lakers se impusieron a los Mavericks en Dallas y seguidamente a los Detroit Pistons en el Staples Center.

“Mantuvimos una conversación seria. Desde ese momento estamos jugando como líderes de este equipo. Estamos intentando liderar ofensiva y conseguir algunas victorias. Sin duda esa charla nos ayudó mucho”, admite el base de segundo a ESPN agradeciendo a su técnico el toque de atención.

Cierto es que se trata solo de dos partidos y no ante los rivales más duros de la Liga, pero sentir esa necesidad de dar un paso al frente no puede sino ser beneficioso de cara al futuro próximo. Con LeBron James a tu lado es normal que tiendas a dejarle el peso del juego, pero cuando los equipos se ciñan sobre él necesitarás algo más. Será en esos momentos cuando este aprendizaje dé su valor real.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Muchos preguntan a Wade: ¿Por qué te retiras?

Ainge resta importancia al altercado entre Morris y Brown

Siguiente