Lonzo Ball mejora, pero no jugará el resto de la temporada

Informaciones contradictorias las que han surgido respecto a . Los anunciaron este sábado que el base continúa progresando y ha sido autorizado a realizar entrenamientos de baloncesto sin contacto para volver a ser evaluado dentro de dos semanas.

Ball ha mejorado del golpe óseo que sufre a consecuencia del esguince de tobillo de grado 3 que se produjo el 19 de enero, pero desde fuentes no oficiales se asegura que no volverá a jugar esta temporada. Tanto The Athletic, Los Angeles Times como ESPN informan que Lonzo no se volverá vestir de corto en el actual curso una vez que la próxima evaluación médica a la que se someta será cuando resten 2,5 semanas para el termino de la campaña.

La idea de los Lakers es que Ball tenga meses por delante para recuperarse y trabajar en su juego, algo que no pudo hacer durante el verano de 2018 por los problemas sufridos en una de sus rodillas que le hicieron pasar por el quirófano.

La ausencia de Lonzo Ball ha impactado a los Lakers especialmente en defensa. Los californianos presumían el 18 de enero de tener el sexto mejor dato de la NBA en cuanto a eficiencia defensiva (105,9), pero desde el partido en el que se lesionó Ball son el peor conjunto de la NBA en el mismo apartado, encajando 116,8 puntos por 100 posesiones en los 20 partidos disputados (5-15) durante el último mes y medio.

Sin más novedades sobre Ingram

La presumible ausencia para el resto de la temporada de Lonzo Ball se une a la de , anunciada este sábado de manera oficial por la franquicia. Ingram sufre una trombosis venosa profunda en su brazo derecho y no podrá volver a jugar en unos meses a la espera de conocer la evolución de su tratamiento.

, cuestionado por el estado de salud Ingram debido a la posible gravedad de su dolencia, no quiso aportar más información al escueto comunicado de los Lakers. “Ya hemos comunicado lo que le ocurre, pero no voy a entrar en detalles”, dijo el técnico. “Estoy enterándome poco a poco ahora y todo lo que voy a decir sobre él es que será baja el resto de la temporada”.

Los Lakers, con un balance de 30 victorias y 36 derrotas, se han descolgado de la lucha por los playoffs y se encaminan a su sexta temporada seguida participando en la lotería del Draft.

El dato. ESPN Stats cuenta que los Lakers tuvieron un balance de 15-8 cuando , Ball e Ingram compartieron pista, algo que no ha sucedido desde el día de Navidad. Cuando al menos uno de ellos no ha jugado la marca es de 15-28.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El primer triple-doble de Trae Young llega con derrota

La vuelta de Joel Embiid: planea jugar esta noche ante Indiana

Siguiente