Lonzo Ball pone fin a la relación con su representante, Harrison Gaines


Las últimas semanas han sido realmente convulsas para Lonzo Ball. Y no a término deportivo, que también; sino que fuera de las canchas se ha visto envuelto en diferentes circunstancias que cambian por completo el mapa contextual de sus actuales negocios, así como de los que están por venir.

Tal y como ha informado ESPN, el base de los Lakers, de mutuo acuerdo, ha finalizado su relación contractual con Harrison Gaines, su representante desde que dejó las filas de UCLA.

“Harrison Gaines ha sido un asesor de verdadera confianza, así como un amigo muy cercano durante bastantes años”, explicó Ball a través de un comunicado. “Ha guiado mi carrera NBA con integridad, y siempre ha velado por mis intereses”.

Ball había sido el primer cliente de Gaines, aunque este nunca formó parte de Big Baller Brand, la marca deportiva a la que ahora justamente Ball ha puesto una demanda por un valor de dos millones de dólares por “conspirar para malversar varios millones de dólares y desviar esos fondos para usos personales”. En este caso, ese uso personal vendría supuestamente por parte de Alan Foster, cofundador de BBB.

Para evitar suspicacias, Ball también ha querido transmitir que la decisión de que Gaines y él hayan decidido separar sus caminos profesionales no guarda ningún tipo de relación con sus problemas con BBB. “Gaines ha estado siempre apoyándome y, aunque ya no vayamos a trabajar juntos, nuestra relación siempre irá más allá de las canchas de baloncesto”, agregó el jugador angelino.

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.