Lonzo Ball rompe moldes en su segundo partido

“¿Recordáis cuando era un fracaso?”. La frase, dicha de broma, viene a cuento tras el segundo partido en la carrera profesional de Ball. En el primero fue “destruido” según algunos; en el siguiente ha resultado imparable.

Aprovechando la oportunidad de enfrentarse a uno de los equipos más inexpertos de la NBA, Lonzo Ball se redimió de su debut y guió a los a la victoria en Phoenix por 130 a 132 consiguiendo unos números de impacto: 29 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias en 37 minutos de juego con 12 de 27 en los tiros de campo, incluyendo 4 de 9 en triples.

Ball rozó el triple-doble y se quedó a una sola asistencia de batir el récord histórico de precocidad a la hora de lograr un triple-doble en la NBA. Según ESPN Stats LeBron James es el más joven que logró sumar más de 10 en tres de las estadísticas principales con 20 años y 20 días; Lonzo ha estado cerca de mejorarlo con 19 años y 358 días, convirtiéndose en el más joven en lograr esos números desde el propio LeBron en 2005.

Esta vez Ball no se cortó a la hora de desplegar su juego y lanzar a canasta y el resultado fue mucho mejor que el obtenido el día anterior en casa ante los Clippers cuando apenas lanzó 6 veces. Ante los Ball mostró otro desparpajo e incluso se echó al equipo a la espalda al final del partido, cuando anotó 8 puntos en un total de 2 minutos y medio y punto a los Lakers ocho puntos arriba (122-130).

Ingram también mejora

En general los Lakers fueron como la noche y el día comparando con su partido del día anterior ante un rival de mayor entidad como fueron los Clippers. también mejoró sus prestaciones al finalizar con 25 puntos —récord en su carrera— y 9 de 14 en tiros de campo, Brook Lopez aportó 19 tantos, Jordan Clarkson 17 y 15 puntos con un casi perfecto 6 de 7 en tiros.

Por los Suns el máximo anotador fue Eric Bledsoe con 28 puntos, seguido por con 25 puntos 11 rebotes y 8 asistencias y T.J Warren con 24 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Bobby Portis pide perdón por su pelea con Nikola Mirotic

Simmons hace historia, pero no es suficiente para ganar a los Celtics

Siguiente