Discreto debut de Lonzo Ball y derrota de Lakers ante Clippers

La vida sigue igual en Los Ángeles. Ni la salida de Chris Paul ni la llegada de ha cambiado mucho el duelo directo entre los dos únicos equipos de la NBA que comparten ciudad y cancha. Los se impusieron a los Lakers por 92 a 108, su decimosegunda victoria en trece partidos disputados ante el conjunto de Luke Walton.

El encuentro estuvo marcado por el claro dominio de unos Clippers que no tuvieron problemas en controlar y abusar de los Lakers hasta tal punto que la diferencia llegó a ser de 30 tantos a comienzos del último cuarto, lo que hizo que ambos técnicos vaciaran al banquillo y hubiese minutos para todos.

estuvo magnífico con 29 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 2 robos, añadió 14 tantos y 24 rebotes y Lou Williams sumó 12 tantos frente a su antiguo equipo. debutó oficialmente en la NBA saliendo desde en el cinco inicial y aportando 6 puntos y 6 asistencias con 2 de 9 en tiros de campo.

Los Lakers, que utilizaron por primera vez el quinteto formado por Ball, Ingram, Deng, Nance y Lopez, tuvieron a su hombre más anotador en Brook Lopez con 20 puntos y Jordan Clarkson aportó 18 como suplente. Nance aportó 14 tantos y 12 rebotes con 7 de 11 en tiros de campo e Ingram se quedó en 12 tantos con un discreto 3 de 15 en lanzamientos.

El debut de Ball, acompañado de Beverley

Tal vez no había peor escenario posible para el debut de Lonzo Ball: jugar contra uno de los mejores bases defensivos de la NBA —— que además de contar con la motivación habitual tenía el extra de hacerlo reemplazando el rol de Chris Paul y defendiendo a un novato del que no se ha dejado de hablar desde hace meses.

El resultado fue el esperado.

Lonzo Ball terminó con 3 puntos, 4 asistencias y 9 rebotes en 29 minutos con 1 de 6 en tiros de campo y 2 balones perdidos. Beverley, por su parte, sumó 10 puntos, 3 rebotes, 2 balones robados y 1 asistencia además de una sofocante defensa sobre Ball, a quien dejó en 0 de 2 cuando le tocó defender sus tiros e incluso le robó un balón en media pista para anotar una bandeja posteriormente.

Weak ass mother fucker!”, gritó Beverley al entrar de vuelta a su vestuario en presumible relación a Ball según el periodista Marc J. Spears de The Undefeated. “Ponle en la pista conmigo y le machacaré”.

“Tenía que marcar el tono”, comentó Beverley tras el partido en declaraciones que recoge ProBasketballTalk. “Tras el partido se lo dije: después de todo lo que su padre ha hecho, va a tener a un montón de gente encima de él. Se lo dije tras el partido. No hay mejor forma de empezar que correr toda la pista defendiéndole esta noche. Bienvenida al joven a la NBA”.

En su primer encuentro desde el 2 de octubre Ball dejó algún destello, eso sí. Pases llamativos, lucha constante en los tableros e incluso un tapón sobre Griffin. “Está nervioso”, dijo Magic Johnson antes del choque a USA TODAY. “Pero tiene la forma de esconderlo y que no sepas que lo está. Pero esta noche tiene el peso del mundo en sus hombros”.

Ball reconoció que podía haber sido más agresivo. “Creo que solo lancé seis tiros. No es suficiente. Metí una de seis. Eso no es un buen porcentaje”, expuso Ball.

Desastre habitual en Lakerland

Lo que tampoco pudo hacer Ball es cambiar la tendencia de su equipo después de varios años de pésimos resultados. Los Lakers volvieron a dar por momentos la impresión de ser un equipo sin alma y sobrepasado por su rival, con el mismo despliegue corporal en pista que el año pasado que tanto avergonzó a sus seguidores.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Joel Embiid asegura estar listo para los ‘back-to-back’

Magic Johnson dividió su atención entre los Lakers… y los Dodgers

Siguiente