Los 76ers, sin Embiid, ganan en Brooklyn y se adelantan en la serie

Tenía Philadelphia en la peor de las bajas posible para el tercer partido de una serie ante los que había empezado con patinazo el pasado sábado. Y supieron los ganar en Brooklyn sin uno de sus estiletes y ponerse por delante en la eliminatoria, que vira desde el 0-1 inicial para los de Brett Brown al 2-1 actual. Factor cancha recuperado (115-131).

Harris y Simmons tira del carro

Circulaban por Brooklyn carteles con la cara de y el lema de ‘Se busca’, como si el jugador estuviera desaparecido. Lo estuvo en el primer partido, hizo triple-doble en el segundo y ayer firmó 31 puntos, 4 rebotes, 9 asistencias, 2 robos de balón y 3 tapones. Firmó 11/13 en tiros de campo y 9/11 en tiros libres. Jared Dudley, en la previa, había emitido unas declaraciones restando valor al nivel de Simmons e imploraba por hacerle faltas si se te escapaba de la marca, ante sus ciertos apuros para trabajar la línea del tiro libre. Pues no funcionó. Simmons no solo contestó con una gran velada, sino que se permitió ser jocoso con algunos tiros de mala calidad de Dudley.

El otro hombre de la velada fue , 29 puntos y ¡6/6 en triples! La ausencia de Embiid lo es menos con piezas que rinden de esta manera. Greg Monroe, que desde octubre de 2017 ha pertenecido a muchísimos equipos y que fue enviado el 7 de febrero pasado a los Nets desde Toronto, aunque nunca llegó a jugar con Brooklyn, fue titular en ausencia de Embiid. Y justificó su fichaje de hace unas semanas, porque los playoffs pueden ser largos, las lesiones de Embiid siempre están ahí y se necesitan recursos. Un día Boban Marjanovic, anoche Monroe, 9 puntos y 13 rebotes para él. Marjanovic, suplente, hizo 14 tantos y 8 capturas. La labor visitante la completó J.J. Redick, 26 tantos y fuerza desde el perímetro.

El primer y el último cuarto

Esto fue lo que mató a los Nets, que pagaron su inconsistencia al principio y al final del duelo. Arrancaron con un parcial en el primer cuarto de 24-32 en contra y cerraron el duelo, en el último asalto al que entraban con un asumible 90-97, con un tanteo de 25-34. En la mitad de todo eso, dos buenos cuartos, el segundo y el tercero, que les permitieron estar todo la noche dentro del partido prácticamente y que hacen que Brooklyn albergue esperanzas serias de seguir dando pelea en lo que quede. D’Angelo Russell, 26 unidades, y Caris LeVert, 26 puntos también, los más destacados. El sábado, de nuevo en Brooklyn, Game 4. Una victoria de Philadelphia le daría el 3-1 y pondría contra las cuerdas a los Nets.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Boston Celtics, el problema del talento por encima del espacio disponible

Los Warriors espabilan y barren a los Clippers en Los Angeles

Siguiente