Los ajustes y Caris LeVert cambian la cara a Brooklyn


Después de la paliza recibida en la jornada inaugural ante Orlando, en el seno de Brooklyn admitieron que tenían que hacer ajustes para evitar nuevas humillaciones. Y rápido, pues apenas 48 horas después afrontaban un nuevo duelo contra los Wizards. Un reto no ausento de dificultad teniendo en cuenta la gran cantidad de bajas con las que cuenta el roster.

Si bien se ha reducido a un pequeño oasis en el desierto de solo un encuentro, todos los cambios establecidos por el técnico Jacque Vaughn obtuvieron sus frutos y renovaron la identidad del equipo ante los capitalinos, a quienes superaron por un marcador de 118-110.

Ante los Magic, Caris LeVert presenció como el balón se volatilizaba rápidamente de sus manos, ya sea para doblar a un compañero o lanzar a canasta. Este domingo, el escolta asumió una mayor responsabilidad ofensiva y amasó un mayor número de posesiones para despegar hasta los 34 puntos y dejar la participación de los Nets en playoffs vista para sentencia.

“En el anterior partido, recibí muchas ayudas, doblé mucho el balón y eso me sacó de lo que estaba haciendo”, admitió LeVert. “Pero el domingo, antes de entrar a la cancha me dije: ‘No voy a dejar que me saquen del partido. No voy a dejar que eso nos saque de lo que estamos tratando de hacer’. Y lo descubrimos. Jugué muchos aclarados. Busqué la pelota. Algunas veces en el poste. Otras, en el perímetro.”

LeVert anotó 25 de sus 34 puntos en la segunda mitad, mientras que 14 de ellos llegaron en los últimos seis minutos y medio del partido, cuando los Nets firmaron un parcial de 18-6. En esta ocasión, los de Brooklyn renunciaron a los bloqueos de Jarrett Allen, prescindiendo del juego de dos contra dos para apostar eminentemente por las isolations de LeVert. En el poste aprovechó su tamaño y habilidad para hacer mucho daño en las líneas defensivas de los Wizards.

“Estamos buscando formas fáciles de hallar espacios donde situar la bola y evitar caer en las ayudas defensivas del rival. Un lugar fácil que atacar sin usar mucha energía. Jacque ha hecho un gran trabajo conmigo. También [el asistente] Adam Harrington. He trabajado mucho con ellos.”

El plan de juego también exigía que Allen centrara sus esfuerzos en proteger el aro, incluso si eso significaba ceder un mayor número de oportunidades desde larga distancia para Thomas Bryant. Un designio que exhibió sus luces y sus sombras: el interior de los Wizards anotó 18 puntos en la primera mitad antes de que los ajustes lo limitaran a 12 tantos en la segunda.

“Obviamente quería proteger la pintura y salir a competir con Bryant. Es difícil hacer malabarismos en las dos zonas pero seguí el plan de juego”, explicó el joven de los Nets. “El plan era que yo protegiera los tiros cerca del aro y que los exteriores me apoyaran para defender a Bryant cuando saliera.” En el ámbito ofensivo tampoco le fue nada mal a Allen, quien finalizó el duelo con un doble-doble de 22 puntos y 15 rebotes.

Estas modificaciones se han traducido en la primera victoria neoyorquina en la burbuja de Orlando. Los próximos dos encuentros servirán para seguir trabajando en ellas y comprobar si son igual de eficaces ante rivales de entidad. Nada más y nada menos que un back-to-back ante Milwaukee y Boston, dos de los ‘cocos’ de la Conferencia Este.

(Fotografía de portada de Kim Klement-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.