Los Bucks acortan distancias con un nuevo recital de Antetokounmpo


Los Milwaukee Bucks estuvieron a la altura de las urgencias con las que llegaban al Game 3. Con un 2-0 en contra y la obligación de ganar para no verse obligados a buscar una remontada histórica, los de Wisconsin ofrecieron su mejor cara en lo que va de serie y se llevaron el choque por 120-100. Así, el conjunto de Budenholzer se coloca a solo un partido de los Suns, aunque continúa por detrás y tendrá que afrontar el cuarto encuentro con la misma obligación de ganar.

Giannis Antetokounmpo, con 41 puntos, fue indiscutiblemente el mejor del encuentro, y lució tan dominador y aplastante como el Game 2, solo que esta vez mejor acompañado. El griego, que además capturó 13 rebotes y repartió 6 asistencias, está jugando una eliminatoria fantástica, y de hecho se convirtió en el segundo jugador en enlazar dos partidos consecutivos de al menos 40 tantos y 10 rebotes en unas Finales. Solo Shaquille O’Neal, que lo logró en el año 2000, lo había hecho antes.

El alero tuvo una gran noche castigando la pintura, pues sumó en ella 28 puntos, 24 en la zona restringida. En este sentido, le favoreció que DeAndre Ayton viese sus minutos limitados por los problemas de faltas, que obligaron a Monty Williams a apostar por el small-ball en el tercer cuarto y redujeron el poderío de Phoenix tanto a nivel intimidador como reboteador. Sin embargo, su dominio no se limitó a este tramo, pues los Suns no encontraron forma de evitar que finalizase cerca del aro una y otra vez.

Con todo, fue la gran actuación coral de los Bucks lo que realmente les ayudó a llevarse el choque de forma contundente. Al contrario de lo ocurrido en el partido anterior, Giannis no se vio obligado a generarse sus puntos a falta de otros recursos ofensivos, sino que muchos de estos llegaron como resultado de la buena circulación y el buen funcionamiento colectivo en ataque. Milwaukee pareció tener las ideas más claras y contó con muchos más hombres acertados, lo que les permitió desplegar su mejor versión y generar muchos problemas a la defensa de los Suns.

Todo lo contrario ocurrió en el ataque de Phoenix, más irregular y errático que de costumbre. Pese a que comenzaron encontrando muy fácilmente a Ayton tras sus continuaciones en el bloqueo directo, su impacto fue poco a poco reduciéndose por los ajustes de Milwaukee, haciendo que el pívot se quedase en 18 puntos tras haber anotado 12 en el primer cuarto. Además, Devin Booker tuvo serios problemas de acierto y terminó con 10 tantos tras firmar un 3/14 en el tiro, lo que mermó notablemente la ofensiva de los de Arizona.

Fue Chris Paul, con 19 puntos, quien lideró a los suyos en esta faceta, seguido de cerca por los 18 de Jae Crowder. El alero brilló en el tiro exterior en una noche en la que su equipo estuvo muy gris en esa materia, y de hecho terminó con el doble de triples (6/7) que todos sus compañeros juntos (3/24). Cameron Johnson, por su parte, destacó en el tercer cuarto, en el que llegaron 10 de sus 14 tantos y en el que trató de hacer reaccionar a los suyos, que soñaron con remontar la desventaja de 15 puntos con la que llegaron al descanso, pero un parcial de 24-6 para cerrar el periodo lanzó a los Bucks hacia el triunfo.

Jrue Holiday fue fundamental en dicho tramo, tanto comandando el parcial que terminó de romper el partido como manteniendo a los Bucks al frente en los minutos de crisis tras el descanso. Con cuatro triples, nutrió a los suyos de anotación cuando peor lo estaban pasando, y logró terminar el choque como segundo máximo anotador con 21 puntos, a los que añadió 9 asistencias. Fue sin duda su mejor encuentro de las Finales, ya que mantuvo su gran nivel defensivo y dio un importante paso adelante en cuanto producción ofensiva.

Veremos cuánto de lo visto hoy se mantiene en el cuarto partido, que podría marcar la serie de forma definitiva. Los Suns tienen mucho margen de mejora con respecto a esta noche, pero parece que tendrán delante un rival más serio que en los primeros dos partidos. Tienen tres días por delante para ver cómo pueden devolver el golpe.

(Fotografía de portada: Justin Casterline/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.