Los Bucks fuerzan el Game 7 de la mano de Khris Middleton


Los Milwaukee Bucks han logrado salvar su primer match ball. El cuadro de Wisconsin se llevó por 104-89 el sexto partido de la serie ante los Nets y logró poner el 3-3 para mantenerse con vida al menos un día más y forzar un Game 7 en una serie en la que muchos esperaban siete encuentros aunque quizás no un desarrollo como el que se ha dado. Ambos equipos se medirán una última vez en la noche del sábado, duelo que determinará cuál de ellos avanza a las Finales de la Conferencia Este.

Los Bucks encontraron a su gran referente en Khris Middleton, quien, tras unos playoffs un tanto irregulares, desplegó por fin su versión más letal. El alero, con 38 puntos, batió su récord personal en una postemporada, y lo hizo además de forma tremendamente eficaz gracias a su 68,8% de acierto en tiros de campo (11/16) y a un prácticamente inmaculado 11/12 desde el tiro libre. Además, sus 10 rebotes, 5 asistencias y 5 robos redondearon una noche fantástica para él, en la que alcanzó cotas que, de repetir en el Game 7, darían muchas opciones a los suyos de estar en la siguiente ronda.

“No sentimos ningún tipo de presión. No es más que un partido de baloncesto” comentó el propio Middleton. “Sé que es ganar o irnos a casa, pero al mismo tiempo no deja de ser baloncesto. Tienes que divertirte con él. Esos momentos en los que todo está por decidirse son divertidos”.

Giannis Antetokounmpo, por su parte, brilló también con 30 tantos y 17 rebotes. Como ya hizo en varios tramos del quinto partido, el griego tuvo mucha más presencia en el interior, renunciando por fin de forma absoluta al triple (primera vez en estos playoffs que no tira ninguno) y usando su físico para marcar territorio en la pintura. Además, Jrue Holiday anotó 21 puntos, de modo que el Big 3 de Milwaukee anotó 89, tantos como los Nets al completo.

En estos, Kevin Durant fue una vez más el hombre de referencia en ataque, aunque, por supuesto, con números más discretos que los de su maravilloso Game 5. El alero terminó en esta ocasión con 32 tantos, y aunque en ciertos momentos pareció estar a punto de obrar una remontada similar, esta vez los Bucks, normalmente de la mano de Middleton, sí supieron responder y volver a ampliar su ventaja cuando esta amenazaba con desaparecer. KD capturó además 11 rebotes, liderando a los suyos también en ese aspecto.

James Harden logró esta vez irse hasta los 16 puntos, aunque sus sensaciones sobre la pista siguen estando lejos de las que transmitía cuando estaba al 100%. Con todo, en esta ocasión fue capaz de anotar algunos de sus tiros (5/9), repartir 7 asistencias y robar 4 balones, logrando ser eficaz para los suyos pese a su complicada situación, aunque no bastó para sumar el triunfo.

Quienes sí que no estuvieron finos fueron los hombres secundarios, ya que salvo Blake Griffin con 12 tantos ninguno de ellos logró alcanzar los dobles dígitos. Joe Harris siguió estando desacertado y Jeff Green perdió la magia desde el triple que logró tener el pasado martes, dejando a los neoyorquinos cortos en ataque, algo que no podrán permitirse el sábado si quieren continuar vivos en estos playoffs.

(Fotografía de portada: Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.