Los Bulls recuperan al mejor Markkanen


No son la comidilla de los medios de comunicación ni tampoco el centro de las mofas de Shaquille O’Neal. No terminan de hilvanar varias victorias pero han abandonado el pozo de su conferencia para comenzar a construir una nueva identidad. Estos Chicago Bulls son bastante diferentes a los Chicago Bulls de los últimos años tras la profunda renovación llevada a cabo en la front-office y el banquillo.

Entre otras cosas, uno de los principales brotes verdes del roster ha crecido alrededor de la figura de Lauri Markkanen. El internacional finés ha retomado la evolución que completó en sus dos primeros años en la NBA y que sufrió un preocupante apagón en el tercero. En sus últimos tres partidos ha promediado 26,3 puntos y 5,7 rebotes con un 51,7% de acierto en el triple. En la victoria ante los New York Knicks, el más reciente, se fue hasta los 30 puntos, en un duelo en el que apeló a muchos más recursos que el lanzamiento exterior.

Aunque su inicio de temporada se vio interrumpido a causa de los protocolos de salud y seguridad de la NBA, Markkanen ha mantenido un buen nivel en los ocho encuentros disputados desde entonces. Además del mencionado triple, se le ha visto más agresivo para atacar la pintura y muy rápido para cortar a canasta. Un escenario muy distinto al del pasado curso, cuando se pasaba partidos enteros anclado al perímetro.

“Está siendo muy agresivo en ambos lados de la cancha”, señaló su compañero Coby White. “No solo está sumando desde el pick-and-pop. Está poniendo la bola en el piso, atacando la canasta, sumando desde el tiro libre y creando para los demás. Cuando Lauri es agresivo no se le puede detener.”

En efecto, su aparente alergia a la pintura se ha transformado en descaro para buscar el contacto, finalizar bajo el aro y aprovechar su altura en situaciones de mismatch. Por supuesto, su principal amenaza sigue siendo la habilidad para anotar desde cualquier posición. De hecho, tan solo su porcentaje de acierto en el tiro libre (85%) le está privando de coquetear con el Club del 50/40/90.

No hay duda de que Markkanen se encuentra mucho más cómodo en la pista desde la llegada de Billy Donovan al banquillo. “No estuve aquí el año pasado y no lo sé todo. Sé que tuvo lesiones y otras cosas”, afirmó el técnico. “Cuando un jugador afronta una adversidad termina gestionando mejor las cosas. Lauri probablemente sea el indicado para hablar de ello. Pero tuvo un año de novato muy bueno y después tuvo algunos altibajos. Cuando los rivales ven a un jugador lo suficiente y comienzan a entender cómo defenderlo, entonces un tipo como Lauri estará obligado a adaptarse.”

Un proceso de aprendizaje y evolución que Markkanen parece haber abrazado en su cuarta temporada en la NBA. Momento idóneo, por supuesto, para afrontar su salida a la agencia libre en la mejor posición en cuanto a cartel y nivel de juego para poder aspirar a un buen contrato.

(Fotografía de portada de Jonathan Daniel/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.