Los Celtics se encierran más de media hora en el vestuario tras su tercera derrota seguida

La plantilla de Boston se reúne en los vestuarios del TD Garden tras caer claramente contra Milwaukee

“Muy necesaria”. Así definió , en palabras recogidas por ESPN, la importancia que tuvo la reunión organizada por la plantilla de los tras su derrota contra los (107-120). “Muy necesaria”, repetía Irving a la salida del encuentro. “Todo el mundo ha podido ver que tenemos inconsistencias en lo que respecta nuestro juego, por lo que era el momento de afrontarlas”.

Más de media hora encerrados

Tras el encuentro, con la prensa esperando como era habitual a acceder a los vestuarios de los equipos, el de los Celtics permaneció cerrado más de media hora. Concretamente, 36 minutos, informa ESPN, espacio de tiempo en el que los miembros de Boston trabajaron para poner el punto sobre los problemas que sufre el equipo ahora mismo, con 0-3 de balance reciente y derrotas tan duras como la sufrida el miércoles, en casa, contra Phoenix. La falta de cohesión a la hora de jugar fue la razón principal de un encuentro donde, como no podía ser de otra forma por su ascendencia sobre sus compañeros, Irving tuvo mucho peso.

El base no solo habló de esa falta de cohesión sino que apuntó hacia ciertas tendencias egoístas en el juego de Boston. “Todo se reduce a la cohesión, a poder confiar en lo que estamos haciendo ahí afuera. Obviamente, hay algo de egoísmo en el juego, hay tipos realmente talentosos, pero somos mejores como equipo que comparte el baloncesto”.

Irving no alejó ese problema de su propia figura, del desarrollo de su propio juego, y reconoció que esa situación de falta de cohesión y de cierto egoísmo también le alcanza a él mismo. “También estoy envuelto en esto. Es un desafío, porque puedo hacer lo que quiera pero a la vez tengo que hacer que mis compañeros sean mejores!.

Crecer como líder

La reunión también sirvió para ver algo de queja del australiano, que no puso el dedo sobre ningún jugador en concreto a la hora de referirse al citado egoísmo, pero que sí aludió a su rol en el equipo. “Sinceramente, no estoy jugando los minutos que me gustaría, no tengo el rol que me gustaría, que egoístamente me gustaría para mí. Todo esto va en contra de ser paciente con lo que debo hacer para crecer como líder de este equipo, para enseñar a otros jóvenes jugadores a estar preparados para lo que se van a encontrar en la liga, tanto a medida que crezcan, como con los desafíos que afrontan ahora mismo”.

“Quiero estar seguro de que los chicos están cómodos ahí afuera. Es más su éxito que el mío y es importante ser coherente con esto y paciente con ellos”.

“Vamos a estar bien”

Jaysom Tatum y Jaylen Brown fueron otros nombres que valoraron la reunión a su salida. Ambos se refirieron a que no se puso el foco en lo personal, en la crítica individual, y sí en lo que deben mejorar como colectivo. “No me lo tomé personalmente. No se trata de mí, se trata de nosotros, de estar unidos. Tenemos que ser mejores”, comentó Brown.

“Ojalá tuviera una respuesta”, comentó Tatum sobre la inconsistencia del equipo. “Pero vamos a estar bien”.

“Se trata solamente de confiar uno en el otro”, abundó Irving al respecto, algo que no se construye de la nada. “Es un trabajo diario. Quizá no sea bonito a veces, pero lo más importante es que unos y otros podamos hablar, que seamos sinceros sin que nadie se lo tome personalmente”.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Récord de triples de los Spurs y mantienen la buena racha

Triple-doble de LeBron James para superar a los Pelicans

Siguiente