Los Chicago Bulls insisten en mencionar la palabra “playoffs”


Ya lo dijo hace algunos días, en una entrevista para la cadena NBC, Lauri Markkanen. “Que los veranos sean tan largos es un verdadero engorro. Me encantaría alcanzar los playoffs”. Alto, claro, sin titubeos y observando de frente el objetivo más optimista que podría caber para la próxima temporada de los Chicago Bulls.

Y no es que al joven finés se le calentara el morro con aquellas optimistas declaraciones, es que en el seno de la propia organización creen de veras que el salto dado este verano en su plantilla invita realmente a competir por entrar en la postemporada.

“Hemos renovado la plantilla en una gran medida. En una medida en la que podemos mirar el equipo y ver talento de verdad, una plantilla versátil, profundidad en el equipo, liderazgo que antes no habíamos tenido. Precisamente por eso, nuestros objetivos este año son simples. Primero y por encima de todo, queremos competir a un gran, gran nivel. Y cuando se compite a un nivel tan alto, tienes la habilidad de ser un equipo que pueda alcanzar los playoffs. Y nos hemos marcado eso como objetivo”, pudo declarar el pasado lunes John Paxson, vicepresidente de la organización (también mítico exjugador y campeón), en declaraciones recogidas por el portal Basketball Insiders.

No existe miedo en los paulatinos Bulls a mencionar las eliminatorias por el título, ni aunque estas se hayan encarecido en la Conferencia Este a tenor de los movimientos del pasado verano.

Satoransky, Young, White

Ciertamente, en Chicago se han hecho bien parte de los deberes. De notable ordinario. Las incorporaciones de Cobby White (Draft), Tomas Satoransky o Thaddeus Young elevan el listón y punto de cocción de la plantilla, al tiempo que los jóvenes que ya estaban siguen invitando al optimismo.

Wendell Carter Jr., sin ir más lejos, se ha podido recuperar de la lesión en la mano izquierda que le lastró el pasado curso (solo disputó 44 partidos) para disparar las posibilidades interiores de los Bulls junto a Markkanen.

“La liga entera ha cambiado. Muchas estrellas se han movido por toda la competición. Así que creo que eso nos da un muy buena oportunidad; siempre que todo el mundo esté sano y en la misma página, tenemos posibilidad de alcanzar los playoffs”, alega Carter Jr.

El discurso es pues corporativo, general, se ha extendido por toda la organización y todo el mundo habla de él de puertas para dentro.

También Zach LaVine es parte indivisible de los buenos augurios en Chicago. Si bien su mala prensa, de excesivo culto personal, ha lastrado su rendimiento en los últimos tiempos, es un jugador esencial en la plantilla. El escolta es quien más puntos esconde entre sus dedos; lo que debe corregir es que sus falanges no camuflen también más tiros de los que es necesario asumir.

Kris Dunn puede ser la excepción en la incipiente madriguera, pues los Bulls emitieron no pocas llamadas el pasado verano con esperanza de colocar sus servicios en algún punto del mapa NBA. No tuvieron éxito y por eso el base sigue en la plantilla antes de ser agente libre el verano que viene. Chicago seguirá intentando un traspaso con Dunn hasta febrero, pero antes de eso formará parte de la estructura. Lo que parece claro es que Dunn no tiene hueco en un futuro donde sí aparece White, el base seleccionado en el número 7 del pasado Draft. Chicago parece un mundo demasiado pequeño para dos elecciones altas del Draft en el puesto de base.

También existe en la plantilla la profundidad que no había otros años: Satoransky, Arcidiacono, Valentine, Otto Porter Jr, Luke Kornet… Costuras más resistentes que las que apearon a los Bulls de los playoffs en tres de las últimas cuatro temporadas. El rumbo es, pues, afable y las aspiraciones positivas, no obstante mal harían en Chicago si quieren correr antes de echar a andar; que es lo que parece leerse de las declaraciones del equipo.

Las 22 victorias y 60 derrotas del año pasado no sanan con un antídoto infalible; estos procesos, reconstrucciones, toman tiempo y nunca todo cae de cara desde el principio. Queda por testar si el optimismo actual de los Bulls es demasiado para la posta del camino en la que se encuentran.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.