Los Clippers consiguen la mayor victoria de la historia ante los Lakers

123 – 87

Sin frenos y cuesta abajo. Los Angeles Lakers continúan su pésima racha de resultados sin que se pueda vislumbrar cuando tocaran fondo.



Anoche ante los Clippers sufrieron la peor derrota de su historia contra ellos y el peor tropiezo en un partido disputado en la ciudad de Los Ángeles. El récord anterior de mayor diferencia entre Clippers y Lakers se produjo en 1992, cuando los de púrpura y oro perdieron por 31 puntos.

Desde el primer momento del partido los locales mostraron ganas de acabar son su tradicional poderoso vecino , logrando 43 puntos en los primeros 12 minutos (43–25) gracias a su 71% de acierto en tiros de campo y los 18 puntos anotados por .

Precisamente Griffin fue el mejor del encuentro con 33 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias, 4 robos y 2 tapones, mientras que hizo lo que pudo por parte de los Lakers consiguiendo 16 puntos y 10 asistencias a pesar de torcerse el tobillo al pisar a un árbitro.

El resumen por parte de los Lakers

34,5% en tiros de campo, 25% en triples, 9 rebotes menos que sus rivales, 1 tapón por 13 de los Clippers, 8 puntos anotados en todo el tercer cuarto y 21 pérdidas de balón son los números que resumen el desastroso partido disputado por los 9 jugadores que anoche dispuso Mike D’Antoni en pista.

Volvió Redick

Chris Paul seguirá en el dique seco varias semanas más, pero al menos ayer los Clippers recuperaron a un importante jugador de rotación que ayuda a abrir las defensas. regresó tras su lesión que le ha obligado a perderse 21 partidos anotando 19 puntos en 23 minutos como titular.

Mucho han cambiado las cosas desde octubre

Los Lakers lograron una soprendente victoria en el primer partido de la temporada jugado ante los Clippers, cuando los vencieron por 11 puntos. Pero desde entonces la situación ha dado un giro radical.

El equipo de se ha ido asentando como uno de los mejores de la Conferencia Oeste mientras que los Lakers están sufriendo una impresionante plaga de lesiones que les ha privado del concurso de varios titulares durante meses de competición.

Prueba de ello es que en los minutos de la basura ante los Clippers, D’Antoni se vio obligado a jugar con miembros del quinteto inicial ante las numerosas bajas de la plantilla.