Los Clippers ya están en puestos de playoffs

Sexta victoria seguida de los Clippers, que registran un balance de 8-2 en los últimos diez partidos y que ha regresado después de muchos meses a los puestos de honor del Oeste. Los angelinos son séptimos con un balance positivo de 23-21. Anoche se deshicieron de los (109-104). Lo hicieron sin DeAndre Jordan, baja por lesión y quien además está envuelto en rumores de traspaso.

El triunfo de los hombres de Doc Rivers les permite además sacar de las eliminatorias por el anillo a un rival directo en esa pelea como es Denver, que cae a la novena posición. Entre los Pelicans, que son sextos, y los propios Nuggets hay únicamente medio partido de distancia. El Oeste aguardará hasta abril presumiblemente para saber qué planteles cierran el acceso a los playoffs.

Los Clippers arrimaron el hombro en la segunda mitad, con un parcial en el tercer cuarto de 30-22 y otro en el último de 29-23 que dio la vuelta a la situación complicada que vivían los angelinos al descanso (50-59). , que ha salido ileso en cuanto a sanciones se refiere de todo lo sucedido en la riña del lunes ante Houston, firmó 20 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y 1 robo. Lou Williams, 17 tantos, 4 rebotes, 5 asistencias y 1 robo y Milos Teodosic, 15 tantos, 4 capturas, 5 pases de canasta y 3 robos, estuvieron bien desde el quinteto titular. En los suplentes, rozó el doble-doble, con 18 puntos y 8 rebotes, además de 2 robos y 2 tapones para liderar la segunda unidad de los Clippers. En Denver, Mason Plumlee, 16 tantos, 14 rebotes, 2 asistencias y 3 robos fue el más destacado.

La mejor racha del curso

El reciente 6-0 de los Clippers supone su mejor trabajo de la temporada y le permite una recuperación en la clasificación que convierte las aspiraciones de entrar en playoffs en algo totalmente posible. La mejor racha de los Clippers era el 4-0 de inicio de 2017-18 y otra similar entre finales de 2017 y principios de 2018. Posiblemente, con el equipo séptimo del Oeste en el primer año post , las oficinas centrales de los Clippers deberán aplazar unos meses la reconsutrucción y el reseteo que no hace demasiado planeaba sobre la franquicia.