Los Hawks ven en John Collins a un potencial Nikola Jokic o Bam Adebayo


John Collins quiere ser reconocido como uno de los mejores hombres altos de la NBA. Su crecimiento durante sus primeras tres temporadas en la liga sugiere que puede formar parte de este distinguido club. Pero también es consciente de que deberá confirmar su evolución y mejorar en varias facetas del juego.

Durante estas tres primeras campañas, el producto de la Universidad de Wake Forest ha incidido en el lanzamiento exterior y la protección del aro como sus primeros atributos a desarrollar. En efecto, durante el curso 2019-20 presentó un nivel de acierto del 40,6% en triples y un promedio de 1,6 tapones, números notablemente mejores que los firmados la anterior campaña (34,6% de acierto y 0,8 tapones).

Sin embargo, esta evolución ha quedado salpicada por diversos episodios extra-deportivos, principalmente aquel que llevo a la NBA a sancionarle con 25 partidos tras no superar un control anti-doping. Una delicada ausencia que condicionó sustancialmente las aspiraciones colectivas de Atlanta durante el curso.

A pesar de estos borrones en su incipiente currículum, los Hawks son muy conscientes de que Collins es un producto inacabado y que su potencial puede llevarlo a ser uno de los mejores ala-pívots de la NBA. Así, en la franquicia ya han establecido la nueva hoja de ruta a seguir, la cual incluye las próximas parcelas en la que deberá incidir el jugador: la creación de tiros, la organización del juego y la defensa colectiva.

“Si hay algo en lo que estoy trabajando es en la creación de jugadas, tanto para mí mismo como para los demás”, afirmó Collins en unas declaraciones recogidas por The Athletic. “Siento que he demostrado que puedo crear oportunidades para mí. El siguiente nivel es comenzar a involucrar a los demás y tener la capacidad de hacer cosas diferentes. Estoy trabajando en aspectos más propios de un guard que de un hombre alto.”

Disponer de un hombre alto capaz de hacer mucho más que proteger el aro y colocar buenos bloqueos elevan notablemente el nivel de un equipo. En una era en la que la versatilidad prima sobre las posiciones estándar, es fundamental que un jugador sepa hacer prácticamente de todo en cualquier zona de la cancha. Por ello, el técnico de los Hawks, Lloyd Pierce, ha puesto como ejemplo a Nikola Jokic y Bam Adebayo como jugadores en los que John Collins podría reflejarse.

“Hay muchas áreas que son importantes como facilitador del juego. Doblar desde las ayudas , jugar desde el poste o abrir para el triple. Bam [Adebayo] es un gran ejemplo en este momento. [Nikola] Jokic es otro gran ejemplo. La pregunta es, ¿puedes desplazar a tus hombres altos a diferentes áreas y que sigan siendo efectivos? Collins va a desarrollar el juego tras bote. Va a desarrollar su juego desde el codo y el poste. Va a desarrollar su juego cuando tengamos que invertir la pelota a través de él. Va a ser importante para él, lo sabe y ya se ha puesto a trabajar en ello.”

Si Collins completa su transformación y otorga un mayor énfasis a la mejora de sus habilidades ofensivas de creación, sin desatender las labores defensivas, sus expectativas personales, y las de los propios Hawks, pueden incrementarse exponencialmente. De momento, ha aceptado ese reto. “La creación ofensiva es una de las cosas más importantes que puedes tener en el baloncesto. Y estoy trabajo en ello todos los días.”

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.