Los Heat apelan a un mejor comienzo para vencer en el Game 4


La fórmula sobre la que se han apoyado los Miami Heat durante los presentes playoffs presenta fracturas que no resultan ideales a largo plazo. Una evolución progresiva con una gran dosis de riesgo: iniciar los partidos dormidos para terminar de explotar en la segunda mitad. De hecho, cinco de sus últimas seis victorias han llegado tras remontar desventajas de dobles dígitos.

Sin embargo, no parece un plan sostenible cuando el rival es de entidad y este aprieta. Los Celtics lo demostraron en el tercer partido de las Finales del Este. Tras dos encuentros en los que desperdiciaron una renta considerable, los de Brad Stevens cerraron filas, aplicaron una marcha más y solventaron el compromiso sin dar opción a una nueva remontada. El cuarto encuentro tendrá lugar este miércoles y en el vestuario de los Heat han insistido en la nueva premisa: salir con el cuchillo entre los dientes desde el primer minuto.

“Tenemos que empezar mejor”, declaró el alero Jimmy Butler. “No creo que hayamos comenzado ningún partido al nivel del que somos capaces. Cavamos un hoyo y luchamos para salir de él. En el próximo partido dependerá de los cinco titulares evitarlo y firmar un gran comienzo.”

Antes del mencionado Game 3, Miami presentaba un inmaculado 8-0 en playoffs cuando finalizaba el primer cuarto por detrás en el marcador. Un récord muy distinto al registrado en regular season en situaciones similares, 10-16. En los 36 minutos correspondientes a los primeros cuartos de los enfrentamiento ante Boston, los de Florida solo han liderado el luminoso en seis de ellos.

El propio Butler solo ha anotado uno de los seis lanzamientos que ha intentado en estos primeros doce minutos. Duncan Robinson y Goran Dragic se han combinado para un total de 10 de 19 en tiros de campo. La productividad del resto de la plantilla cae hasta un 11 de 46 o, lo que es lo mismo, un 24% de acierto, según datos de NBC Sports. Boston ha anotado 88 puntos, por 66 de Miami, con un acierto global del 54%.

“Ciertamente ayudaría poder firmar un buen comienzo”, admitió el entrenador Erik Spoelstra. “Para ello tienes que jugar un buen baloncesto de manera más consistente cuando llegas a este punto, en unas Finales de Conferencia ante un oponente de tanta calidad.”

Otro dato estadístico contundente: los Celtics han superado a Miami por un resultado de 50-18 en lanzamientos de dos puntos en los primeros cuartos de la serie. Y, sin embargo, los de Florida se las han ingeniado para vencer los dos primeros compromisos y disponer de una ventaja de 2-1.

Ahora, ambos equipos han dispuesto de tres días libres para afrontar un cuarto partido clave. Los Heat presentan un balance inmaculado de 11-0 cuando vencen 3-1 en una eliminatoria. Este cae hasta el 9-9 cuando existe un empate a 2. Por su parte, los Celtics no han remontado un 3-1 en playoffs desde las Finales del Este de 1981.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.