Los Heat identifican su gran problema: “Tenemos que volver a jugar como un equipo”


Cohesión, unidad, armonía y trabajo duro. Unos principios que empujaron a los Miami Heat hasta las Finales de 2020 cuando muy pocos apostaban por ellos apenas unos meses atrás.

Ahora, la situación es muy distinta en South Beach. Vivir del pasado nunca ha sido sido una opción y el presente no les está tratando como esperaban. Tras poco más de un mes de competición ocupan la 13ª posición de la Conferencia Este con un récord de siete victorias y catorce derrotas, siete de ellas en los últimos diez partidos. Y ni siquiera el regreso de Jimmy Butler ha sido suficiente para revertir la situación del todo.

Entonces, ¿qué está ocurriendo en una franquicia cuyo roster es prácticamente calcado al del pasado curso? Los propios protagonistas coinciden al desvelar el que ven como principal factor: la falta de unidad y juego colectivo. “Tenemos que empezar a jugar más los unos para los otros”, lo resumiría Duncan Robinson tras la derrota de este miércoles ante Washington, tal y como recoge el Sun Sentinel.

Durante la disputa de la burbuja, los Heat destacaron como un modelo de unidad y desempeño grupal prácticamente inquebrantable. Un equipo sin fisuras que desgastaba a su rival y subía una marcha más en los momentos importantes. Sin embargo, esta identidad se ha perdido en unas últimas semanas en las que hemos visto a unos Heat incapaces de cerrar los partidos.

“El año pasado veías una gran conexión en defensa y en ataque”, continuó Robinson. “Movíamos el balón, disfrutábamos del éxito de los compañeros y nos divertíamos. Esa es probablemente una de las mayores diferencias. Tenemos que empezar a jugar más los unos para los otros. Con esto no señalo a nadie. Es cosa de todos.”

Así, para Tyler Herro la solución se presenta relativamente sencilla: recuperar aquella visión de la burbuja y afrontar cada encuentro como si fuera a vida o muerte. “Simplemente tenemos que jugar como equipo. Como si estuviéramos en la burbuja. Eso es lo único que realmente ha cambiado.”

No obstante, replicar el éxito de la pasada temporada ya no es una opción. Así lo ha expresado Bam Adebayo, quien ha señalado facetas más concretas que mejorar. “Hemos dejado escapar dos partidos”, afirmó el interior en referencia a las derrotas recientes contra Charlotte y Washington. “Así que el vestuario está decepcionado. Siento que hemos sufrido lapsos mentales de dos o tres minutos en los que permitimos al rival entrar al partido. Esta temporada está siendo un poco diferente. Así que tenemos que descubrir la manera de seguir avanzando.”

Otros de los pesos pesados del vestuario, Jimmy Butler ha enfocado el bache de resultados desde una postura más paciente y reflexiva. “Nada está siendo tan malo como parece ni tan bueno como pueda parecer. Una vez más, sabemos lo que tenemos que hacer. Lo decimos todo el tiempo. Solo se trata de salir y hacerlo. No hay otros esquemas. Es simplemente eso. Sabemos de lo que somos capaces y sabemos lo que se supone que debemos hacer. Y depende de nosotros hacerlo. No hemos jugado bien y por eso vamos 7-14.”

Ahora, los Heat tendrán la oportunidad de regresar a la senda del victoria y cobrarse una pequeña venganza particular este sábado, día en el que se volverán a medir a los Wizards de Bradley Beal y Russell Westbrook.

(Fotografía de portada de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.