Los Heat sufren su séptima derrota en 11 partidos ante un gran Anthony Davis

105 – 95

En Nueva Orleans se frotan las manos por lo que el futuro les puede deparar gracias a una joven estrella y en Miami tienen pesadillas en las que visualizan a su equipo sin disputar unas Finales por primera vez en cuatro años.



Los Pelicans se impusieron a los Heat el sábado noche gracias a un enorme que crece de forma imparable. El ala-pívot finalizó el encuentro con 30 puntos, 11 rebotes y 3 robos y fue el hombre más importante de su equipo.

Davis acumula 8 partidos consiguiendo al menos 28 puntos y 9 rebotes, la mayor racha en la NBA desde que Shaquille O’Neal lo hiciera en 12 ocasiones en el año 2001.

“Es espectacular. Mejora cada día”, dijo sobre Davis.

Séptima derrota en once partidos

Los Heat no pudieron aprovechar una nueva derrota de Indiana para recortar posiciones en la cabeza del Este y cayeron por séptima vez en los últimos 11 partidos.

LeBron James acabó con 25 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias a pesar de haberse torcido el tobillo en el tercer cuarto. Las ausencias de y animaron a James a poner toda la carne en el asador para intentar conseguir el triunfo y siguió jugando hasta el final.

“Apuntad otra lesión en mi lista”, dijo James. “Es lo que es. No lo estoy usando como excusa. Hay demasiadas excusas. Todo es una excusa. Hacemos algo mal, es una excusa. No defendemos, es una excusa. Perdemos el balón, es una excusa. Lo que estamos haciendo ahora mismo no es suficiente”.

“Es muy frustrante. Todos estamos frustrados”, añadió. “Tenemos que ponernos todos a una. No sé qué es lo que vamos a hacer, pero tenemos que averiguarlo”.

<

p>Los Heat (47–21) siguen a tres partidos de los Pacers (51–19) y presentan peor porcentaje ganador que Spurs, Thunder y Clippers.