Los Jazz prohíben al fan acusado de comentarios racistas la entrada en sus instalaciones de por vida

La NBA por su parte ha multado con 25.000 dólares a Westbrook por “malas palabras y lenguaje amenazador”

La que se ha montado después del Utah-Oklahoma de este pasado lunes. Más allá del signo del partido, que cayó de la parte de los , el revuelo ocasionado por el encontronazo verbal entre Russell Westbrook y un fan por supuestas alusiones racistas (eso es lo que alegaba Russ) se ha convertido en una marejada que ha terminado con una decisión tajante de los de Salt Lake City: el aficionado investigado, llamado Shane Keisel, ha sido sancionado de por vida sin poder entrar en las instalaciones de los .

“El comportamiento ofensivo y abusivo no refleja los valores de la familia Miller, de nuestra organización o de nuestra comunidad. Tenemos la responsabilidad de respetar el baloncesto, y lo que es más importante, a las personas que participan en los partidos. Esta ha sido siempre el código de nuestra increíble masa de aficionados y será siempre con el que nos movamos en el futuro”, reza el comunicado.

Esta determinación ha llegado después de que el base de los Thunder pudiera dar su versión y defendiera que en las palabras del fan de Utah (“ponte de rodillas como solías hacerlo”) había contexto racista, las reacciones al incidente no han hecho más que sucederse; y crecer. Y seguramente seguirán haciéndolo en las próximas fechas.

Multa a Westbrook

La NBA, al igual que han hecho los Jazz, han investigado la situación para esclarecer los hechos y descubrir qué ocurrió realmente para que y el fan de Utah llegasen a discutir de manera tan airada. Y qué código de comunicación hizo acto de presencia para que el base de los Thunder se sintiera tan ofendido y atacado.

Un vez concluida su indagación, la Liga ha decidido multar al base de Oklahoma City Thunder con 25.000 dólares, una sanción que según el comunicado oficial se debe a las malas palabras y lenguaje amenazador que dirigió Westbrook al mencionado aficionado.

Más allá de las determinaciones de Utah y la NBA, el percance ha motivado que muchos jugadores, incluidos varios de los Jazz, hayan suscrito su incondicional apoyo a Westbrook.

Sefolosha

“Apoyo al cien por cien a Westbrook en lo que pasó ayer. Estoy con nuestros fans pero hay límites que no deberían cruzarse. Hay que apoyar al equipo y disfrutar del juego, pero fans como Shane Keisel, que usan eso como plataforma para airear su visión racista y de odio, necesitan tomar responsabilidad de sus actos”, podía decir , jugador de los Jazz, en su cuenta de Instagram este martes.

También el buque insignia del equipo mormón salió al paso de la situación. Por supuesto, apoyando el rechazo a cualquier conducta de condición racista y con un grado de compromiso máximo en la situación que nos ocupa.

Mitchell

“Estoy personalmente afectado por el incidente del partido que tuvo lugar el 11 de marzo. Como hombre negro viviendo en una comunidad que adoro y jugando en un equipo que me ha dado la oportunidad de desplegar mis sueños, este incidente golpea nuestra casa. El discurso de racismo y de odio nos golpea a todos. Y no es la primera vez que algo así se ve en nuestro pabellón. El Utah al que yo vine y quiero es un lugar inclusivo y que da la bienvenida a cualquiera, y el incidente de ayer no es representativo de nuestra comunidad de fans. No queremos crear una mala reputación de Utah en los atletas que puedan venir a jugar aquí”, podía escribir Mitchell.

“Quiero agradecer a la NBA y a mi equipo por responder rápidamente a este incidente de odio. Y por hacer de nuestro pabellón un sitio donde todos los fans y deportistas son bienvenidos. Me uno a otros jugadores en pedir a los equipos que tomen parte en esto. No deberíamos (los jugadores) ser objeto de discursos de odio o racismo en ningún caso, y menos en nuestros pabellones”.

“En los próximos meses trabajaré con mis compañeros, mi equipo y la liga para hacer de los pabellones y de nuestras comunidades lugares más inclusivos y que den la bienvenida a cualquiera. Eso incluye prohibir las muestras de odio o racismo”, pudo concluir , con un sentido mensaje colgado en sus perfiles sociales.

El acusado niega contexto racista

El gran señalado en este caso, el fan, también se defendió de las acusaciones. Negó cualquier implicación racista en el contexto de discusión con Westbrook. Según su versión, se trató más de un intercambio “divertido” de comentarios enfrentados entre un deportista de élite y un aficionado con ganas de provocar y buscar las cosquillas.

“Solo éramos dos tío divirtiéndonos, pensé al principio. Se convirtió en otra cosa. El tipo (Russ) estuvo alterándose con sus frases. Es un tío sin clase”, declaraba el citado Keisel a la cadena televisiva KSL, emisora local de Salt Lake City.

Además, el fan reiteraba su negación a cualquier tipo de insinuación de carácter racial. Ni suyas ni de nadie a su alrededor. Además, reprochaba que Westbrook incluyese en su reproche a su mujer.

“Él (Westbrook) puede amenazarme a mí todo lo que quiera. Yo hablaba con él. Pero no lo hagas con una mujer. Ella no tiene tu peso y estatura, tío. Nunca te dijo nada”, podía completar Keisel, quien aseguró a la cadena KSL que ha recibido amenazas en las últimas horas debido a su altercado con Russell Westbrook.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

La NBA sanciona con tres partidos a Ibaka

Kemba Walker se plantea abandonar Charlotte

Siguiente