Los Jazz solventan con facilidad su partido inaugural contra Portland


Durante todo el training camp y los tres partidos de pretemporada disputados, los Utah Jazz enfatizaron su trabajo en tres áreas clave que, en última instancia, serás cruciales en su éxito durante el curso 2020-21: un mayor ritmo de juego, la apuesta por el triple y elevar su nivel defensivo hasta la cumbre de sus posibilidades.

Si bien es importante recordar que al primer encuentro de una regular season suele acompañarle un aura testimonial de la que no se deben sacar más conclusiones de las justas y necesarias, es complicado pasar por alto el gran desempeño firmado por los de Salt Lake City en su debut. De hecho, los Jazz sumaron una cómoda y contundente victoria (120-100) ante los Portland Trail Blazers en un duelo en el que tomaron las riendas al final del primer cuarto y que, al descanso, ya estaba visto para sentencia.

Los de Quin Snyder practicaron un baloncesto más rápido del que nos tienen acostumbrados, sacrificando circulación de balón a favor de penetraciones, pick-and-roll, espaciamiento y tiro exterior. En efecto, Utah estableció en la primera mitad su récord de franquicia con 13 triples, mientras, en defensa, mantenían a Damian Lillard completamente maniatado. El base de los Blazers se fue al vestuario sin ver el aro y acabó el partido con nueve puntos: en tan sólo dos ocasiones en los últimos cuatro años no ha conseguido firmar dobles dígitos en anotación. “Salieron en tromba desde el salto inicial. Fueron muy agresivos atacándome y haciéndome traps. Simplemente, no he jugado bien en ataque”, reconoció Lillard.

Los de Salt Lake City lo atosigaron constantemente con distintas asignaciones y dobles ayudas, lo que imposibilitó su producción habitual. “Sabemos lo que podemos hacer en el lado ofensivo pero, ¿de qué sirve si cedemos tantos puntos en el otro lado?”, declaró Donovan Mitchell tras el encuentro. “Lo más importante es, simplemente, contener la pelota. No estoy diciendo que vayamos a neutralizar a tipos como Dame, Steph, Devin y todos esos muchachos en nueve puntos todos los partidos, pero se trata de ponerlo difícil y ser capaces de mantenernos sólidos. Y, luego, confiar en que nos apoyaremos mutuamente.”

Un apoyo que los Jazz sí mostraron en todas las facetas del juego. Dominaron el rebote y distribuyeron mejor el juego para hallar al jugador mejor posicionado, lo que se tradujo en una anotación fluida y variada. Hasta siete componentes del roster firmaron dobles dígitos, destacando los 20 puntos del propio Mitchell, los 18 tantos de Mike Conley o el doble-doble de 20 puntos y 17 rebotes de Rudy Gobert. “Es divertido cuando jugamos de la forma en la que lo hemos hecho esta noche”, afirmó el internacional francés, quien recientemente ha firmado su renovación con el equipo por 205 millones. “Jugamos de una manera muy desinteresada, hacemos las lecturas correctas y también sumamos en defensa. Y es imposible defendernos cuando podemos hacer todo eso.”

Por su parte, la frustración de Lillard se extendió al resto del roster de Oregon, especialmente errático en el tiro y superado por completo bajo los tableros, donde apenas presentaron oposición. Tan sólo C.J. McCollum (23 puntos) fue capaz de incomodar ligeramente a la defensa de los Jazz, aunque no pudo evitar que las diferencias llegaran a superar los 30 puntos. “No creo que haya sido por falta de esfuerzo. Creo que jugamos duro, pero no jugamos bien en ambos lados de la cancha”, señaló el guard de la franquicia de Portland.

Carmelo Anthony (15 puntos) y Enes Kanter (14 tantos) lideraron la segunda unidad de los Blazers pero su aportación anotadora no vino acompañada de trabajo defensivo, lo que facilitó todavía más la labor de unos Jazz con una hoja de ruta muy bien definida y estudiada.

(Fotografía de portada de Steph Chambers/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.