Los Knicks han seguido de cerca a Isaac Okoro


New York Knicks está trabajando con diligencia de cara al draft del 18 de noviembre. Los neoyorquinos necesitan acertar en las decisiones que tomarán en las próximas semanas para poner los puntales del nuevo proyecto; uno que por fin les conduzca hacia un futuro que les permita volver a competir en la NBA –no llegan a playoffs desde 2013–.

Con un nuevo jefe en la oficina, Leon Rose, quien ha optado por confiar en Tom Thibodeau para dirigir al equipo desde el banquillo, ahora llega la hora de conseguir las piezas necesarias para echar a andar. Sobra decir que los Knicks están en reconstrucción. Solo seis jugadores tienen el contrato garantizado para el curso 2020-21 y podrían liberar hasta 46 millones de dólares. El punto de partida es óptimo, pero se trata únicamente del primer paso en una larga carrera.

La primera parada, más allá de posibles traspasos previos, es el draft. Los neoyorquinos no tuvieron demasiada suerte en la lotería y bajaron puestos para obtener finalmente el número 8. No es la posición idónea, pero a partir de ella deben trabajar. James Wiseman y LaMelo Ball, quien ya se ha reunido vía Zoom con ellos, serían los señalados en rojo de cara a hacer un movimiento, pero de igual modo tampoco se ha descartado que caminen en sentido contrario para bajar posiciones. Lo único que está claro es que se están preparando para cualquier escenario posible, incluso el de mantener su pick y hacer uso del mismo.

Sobre esa última opción, la de encontrar un jugador adecuado a sus planes como número 8 del draft, parece que Isaac Okoro sería uno de los preferidos. Formado en la Universidad de Auburn, es su propio entrenador, Bruce Pearl, quien nos pone sobre la pista en una conversación mantenida con Ian Begley de SNY.TV.

Según el técnico, los neoyorquinos se han mostrado “muy curiosos” respecto al alero, llegando incluso a recabar numerosos informes a través de quienes han vivido con él su inicio en el mundo de la canasta. Han hablado con entrenadores, con asistentes, con preparadores físicos… Han hecho sus deberes. Les ha gustado Isaac desde el principio”, explica Pearl.

¿Qué se encontrarían los Knicks con Okoro? Pues según su entrenador un alero atlético y buen defensor. “Es lo suficientemente rápido como para mantener a los bases fuera de la pintura, realmente puede mover los pies. Y si tiene que cambiar y coger a un jugador interior, puede hacerlo. Eso es raro. A veces, me recordaba a Andre Iguodala por la forma en que impactaba en los partidos”.

A sus 19 años, Okoro es señalado en casi todos los mock drafts como un chico que será elegido entre los puestos 5 y 10 aunque a nivel ofensivo aún tenga bastante margen de mejora. En la campaña 2019-20, antes de la suspensión de las competiciones por la pandemia de coronavirus, estaba promediando 12,9 puntos con un 29% en triples. Puede que no sea una futura estrella –o sí– pero al manos apunta a ser un jugador de rotación sólido.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.