Los Knicks logran su primer triunfo pasando por encima de los Bucks


El mejor partido ante el peor rival posible. Así puede definirse la primera victoria de New York Knicks en la campaña 2020-21, la cual llegó derrotando con autoridad a Milwaukee Bucks por 130-110.

Los neoyorquinos se dieron un festín inesperado. Tras unos primeros minutos de alternancia en el marcador, se pusieron por delante en los últimos minutos del primer cuarto para no abandonar nunca más el liderato. Empezaron el último cuarto con 21 puntos de ventaja, y pocos minutos después ya rozaban los 30 de distancia… Fue una victoria sin contestación en la que brillaron los 29 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias de Julius Randle, así como los 27 puntos y 7 asistencias que aportó Elfrid Payton. Para el ala-pívot la diferencia respecto a anteriores encuentros estuvo en que en esta ocasión mantuvieron el nivel en la segunda mitad.

“Hicimos buenos primeros tiempos contra Indiana y también la otra noche. Solo tenemos que asegurarnos de ser fuertes en la segunda mitad y mantener el nivel durante un partido completo. Eso es lo que hicimos esta noche”. No le falta razón a Randle. En los dos primeros partidos del curso, ante Pacers y 76ers, perdió las segundas mitades por 19 y 15 puntos respectivamente.

Con quien no pudieron contar los de la Gran Manzana es con Obi Toppin. El novato estará de baja entre 7 y 10 días a causa de una lesión en la pantorrilla derecha. Tom Thibodeau, quien logra su primera victoria al frente de los Knicks, confirmó tal pronóstico con el rookie a la vez que aseguró que espera tener pronto de vuelta a Austin Rivers. Según el head coach, el escolta ha superado su dolor inguinal y hoy mismo comenzará a realizar entrenamientos con contacto. Sin duda será una interesante adición a la rotación de New York.

Milwaukee, ahora a Miami

Menos satisfacción había en la expedición de los Bucks al abandonar el Madison Square Garden. Giannis Antetokounmpo estuvo bien con 27 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias y 3 robos mientras que Khris Middleton aportó otros 22 puntos, pero a nivel colectivo casi nada funcionó. Milwaukee se quedó en un 18,4 por ciento en triples y permitieron un 59,3 por ciento de su rival. Mike Budenholzer lo explicó así: “Tuvieron una gran noche en el tiro y probablemente nosotros tenemos que mejorar mucho a nivel defensivo”. Deben darse prisa. Sus dos próximos partidos son ante los Heat en Miami, justo el equipo que les eliminó en las semifinales de la Conferencia Este de los pasados playoffs por 4-1.

(Fotografía de Mike Stobe/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.