Los Lakers aplastan a los Warriors pese a la baja de LeBron James

Los Angeles se hicieron con su victoria número 45 tras derrotar a Golden State por 116-86. El conjunto de Frank Vogel se mostró arrollador en su visita al Chase Center, y no dio opción a un equipo más preocupado del inminente regreso de que de resultar competitivo, lo que hizo que no se notase en absoluto que se había tomado un día para recuperarse de sus molestias en la ingle.

El partido, que había llegado igualado al tercer cuarto (52-54), se rompió durante este periodo, en el que los angelinos sacaron su versión más aplastante y endosaron a los locales un parcial de 17-40. No contentos con esto, seguirían apretando en el último periodo, en el que llegarían a colocarse con 36 puntos de ventaja y solo permitirían a los maquillar ligeramente el marcador.

El líder de los visitantes fue , que terminó con 22 tantos y 6 rebotes en su haber en tan solo 25 minutos. Fue en general un día propicio para repartir minutos, y de hecho Vogel optó por conceder oportunidades a muchos integrantes de la plantilla para intentar que estos tuvieran opción de lucirse, lo que permitió que cinco jugadores al margen de Davis llegaran a los dobles dígitos en anotación. , con 18, fue el más destacado, seguido de los 13 de , que capturó además 9 rebotes. Por su parte, el recién llegado Markieff Morris terminó con 8 puntos y 4 capturas.

Green terminó expulsado

Los Warriors no pudieron contar aún con Stephen Curry pero sí con , que volvió tras perderse los dos últimos encuentros, aunque su presencia en la pista fue más bien efímera. El ala-pívot no llegó a disputar 10 minutos, ya que fue expulsado por recibir dos faltas técnicas y tuvo que poner rumbo a vestuarios antes del descanso. Con estas, ya suma 14 técnicas en lo que va de temporada, por lo que está a solo dos de recibir una sanción de un partido.

Tampoco estuvo disponible Andrew Wiggins, lo que dejó el terreno libre para que , autor de 22 puntos, fuese el hombre más destacado de la plantilla. Le siguieron y con 16 y 15 respectivamente, números que no lograron hacer que el choque fuese ligeramente competido ni impedir que Golden State sumase su octava derrota consecutiva.

“Necesitamos ganar algún partido” admitió Kerr. “Necesitamos ganar de una vez para empezar a ver las cosas mejor. Ahora mismo estamos en un mal momento, y es duro”.

(Fotografía de portada: Katelyn Mulcahy/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Embiid no sufre daño estructural y será reevaluado en una semana

Los Timberwolves, multados por dar descanso a D’Angelo Russell

Siguiente