Los Lakers empatan la eliminatoria al ritmo de Davis y LeBron


Los Lakers ya están aquí. Tras un primer partido en el que despertaron dudas, los chicos de Frank Vogel rindieron mucho mejor en el segundo, sobre todo gracias a Anthony Davis y LeBron James, para dominar en Arizona, vencer por 102-109 y poner el empate en la serie de primera ronda.

No fue un partido sencillo para los angelinos, pero sí muy diferente al primero. Aquel día, ya fuese por unos motivos u otros, los Suns fueron bastante mejores; tanto como para disfrutar de importantes ventajas en el electrónico. Anoche no ocurrió nada de eso. Los Lakes salieron con el piloto de urgencia encendido y durante el primer cuarto ya llegaron a ganar por 10 puntos. No rompieron el encuentro, pero marcaron el tono del mismo. Phoenix peleó, incluso puso el empate a 86 en el cuarto final, pero esta vez fueron los californianos los que dijeron la última palabra.

Realmente Anthony Davis ya avisó de esto. Al acabar el Game 1 aseguró que su rendimiento debía ser mucho mejor si querían ganar. Dicho y hecho. Anoche fueron 34 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias y 3 tapones mientras se mostraba imparable para la defensa rival, cuyo único recurso fue enviarlo constantemente a la línea de tiros libres, donde hizo un 18 de 21. Si él estuvo bien, LeBron James no anduvo a la zaga. Con la firma de El Rey llegaron otros 23 puntos y 9 asistencias.

“Estos son dos de los cinco mejores jugadores de la NBA. Tenemos una fórmula en la que estos muchachos llevan una gran carga de nuestro juego, especialmente en el momento decisivo”, comenta Vogel, head coach de los californianos, sobre sus dos estrellas.

Paul, con problemas físicos

Una de las grandes preguntas de cara al encuentro era cómo estaría Chris Paul. La duda ha quedado despejada. El vetetano base fue titular, pero solo pudo aportar 6 puntos y 5 asistencias en 23 minutos por su lesión en el hombro derecho. Tan mal estaba que Monty Williams decidió enviarlo al banquillos en los últimos minutos del partido, pese a que los de Arizona seguían luchando por la victoria.

“Lo saqué de la pista. Lo miraba y veía la forma en la que tenía que sostener su brazo… Simplemente no podía verlo así. Estaba intentando crear jugar, luchó, es un guerrero. Todos sabemos eso”, explica el técnico.

Si los Suns se mantuvieron en la pelea por el triunfo fue porque tanto Devin Booker como DeAndre Ayton volvieron a hacer un muy buen partido. El escolta se marchó hasta los 31 puntos, mientras que el pívot volvió a firmar un doble-doble con 22 puntos y 10 rebotes.

Marc adelanta a Harrell

Fue sin duda el cambio más significativo de Vogel respecto al primer partido de la serie. El entrenador de los Lakers siguió confiando en la pareja interior formada por Davis y Andre Drummond de inicio, pero cuando llegó el momento de hacer cambios dejó fuera de la rotación Montrelz Harrell para dar hasta 20 minutos a Marc Gasol, quien no había jugado en el Game 1. El pívot español respondió a tal confianza con 6 puntos (dos triples), 2 rebotes y 2 asistencias.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.