Los Lakers profundizan en la crisis de Utah


Los Lakers se han encargado de enterrar la dolorosa derrota en casa ante Dallas de forma enérgica. Apenas 24 horas después de asaltar el Pepsi Center de Denver, los angelinos han firmado una contundente victoria (96-121) en Salt Lake City a costa de unos irreconocibles Jazz que siguen sin carburar. Una vez más la defensa y el dúo estelar oro y púrpura han sido claves en el triunfo.

Los Jazz enseñaron los dientes de inicio con tres fogonazos de Bogdanovic –23 puntos– desde el perímetro que hacían presagiar un duro enfrentamiento. Una chispa que se apagaría rápidamente como una cerilla en medio de un huracán. Danny Green respondería con dos triples y los Lakers edificarían rápidamente su fortaleza en ambas pinturas, donde se mantendrían inamovibles durante todo el encuentro. LeBron James –20 puntos y 12 asistencias– se mostraba muy peligroso en transición conectando fácilmente con Anthony Davis –26 puntos y 6 rebotes– y JaVale McGee en el interior y abriendo para Caldwell-Pope en el perímetro cuando los cuerpos se multiplicaban en la zona.

Ed Davis no resuelve la problemática en la zona y tanto Gobert como él son incapaces de frenar a Davis. La entrada de Rondo –14 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias– otorgó una mayor dimensión colectiva y un mayor control del ritmo a los visitantes y liberó de la carga organizadora a un LeBron que centró sus esfuerzos en despegar su producción anotadora. Con su juego interior neutralizado, Niang sumó dos triples con los que mantener a remolque a unos Jazz sin ideas ni circulación del balón, acusando la ausencia de Conley y con un Joe Ingles titular lastrado por las faltas.  

La entrada de Howard mantiene el coto privado angelino en la pintura y Kuzma se anima desde el triple para empezar a estirar el marcador. Los Lakers imponen una marcha más a su intensidad defensiva, asfixiando las líneas de pase del rival y cerrando las penetraciones de un Mitchell –29 puntos– que tiene que prodigarse para sumar réditos para su equipo. Así la segunda unidad angelina liderada por Howard, Rondo, Caruso y Kuzma fue suficiente para mantener el encuentro bajo control y llegar al descanso con una ventaja de 18 puntos.

Los Jazz arrancaron mejor en la segunda mitad con un Gobert más agresivo en la pintura y Bogdanovic acribillando desde larga distancia. Una vez más, un rápido ajuste defensivo controla la rebelión y los Lakers castigan en transición las pérdidas de Utah y sus despistes en las marcas defensivas. Mientras tanto, todo funciona en el sistema de Frank Vogel. Anthony Davis omnipresente en ambas pinturas ratificando su clara apuesta favorita al DPOY, McGee acompañando el cerrojo defensivo, Caldwell-Pope y Caruso eficaces en ataque e intensos en defensa e incluso un Howard que se animó desde los cinco metros con fortuna.

En el último cuarto, Vogel aprovechó para dar minutos a los menos habituales y otorgar un merecido descanso a sus estrellas después de que un nuevo arreón liderado por LeBron y Rondo elevara la diferencia por encima de los veinte puntos, la cual se mantendría inalterable el resto del periodo.

Problemas en ataque de los Jazz

Cierto es que hasta el momento han tenido uno de los calendarios más virulentos y exigentes de toda la NBA, pero este argumento no es suficiente para justificar los graves problemas en ataque que están presentando los Jazz en las últimas semanas. Y ni siquiera la llegada de un Bogdanovic a un gran nivel está siendo suficiente para resolver la que ha sido la gran problemática Jazz durante los últimos años.

En los últimos cinco partidos, los de Salt Lake City han cosechado cuatro derrotas y en todos ellos han alcanzado el descanso con un balance nefasto: -10 ante Pacers, -15 ante Memphis, -40 en la debacle contra los Raptors y -18 en los últimos dos compromisos versus 76ers y Lakers. Un registro paupérrimo que se sustenta con un contundente dato: los Jazz son el equipo de toda la NBA con peor ofensive rating en el segundo cuarto. Y aquí, volvemos a listar los últimos encuentros: 23, 18, 17, 19 y 21 ha sido la anotación conjunta en dichos partidos. Mala circulación de balón, una segunda unidad que ha decaído, un Mike Conley poco efectivo y un Joe Ingles cuestionado como líder desde el banquillo apuntan como posibles causas.

Como comentaba antes, los Jazz empiezan ahora un calendario mucho más benevolente y de los próximos 22 encuentros, 17 de ellos será ante equipos que, a día de hoy, presentan un récord negativo. Así, el balance tampoco es malo del todo: pese a los últimos resultados se mantienen como una de las diez mejores defensas de toda la liga y en la sexta posición del Oeste con cuatro triunfos de ventaja sobre los Kings, novenos.

Décima victoria consecutiva como visitante de los Lakers

Por cuarta vez en la historia de la franquicia, los Lakers han logrado encadenar diez victorias consecutivas lejos del Staples Center. Un balance de 10-1 cuya única derrota, curiosamente, se produjo en el propio pabellón pero en calidad de visitante al enfrentarse a sus vecinos Clippers.

La última vez que los oro y púrpura cosecharon una racha similar fue hace veinte años y en todas ellas la temporada concluyó con aparición en las Finales de la NBA (1972, 1973 y 2000).

(Fotografía de portada de Katharine Lotze/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.