Los Lakers se “comen” el contrato de Nick Young

Hace dos semanas avisábamos de que Los Angeles Lakers podían cortar a . Ya no. La fecha límite, el 31 de agosto, ha expirado.

Así pues, sus emolumentos, o lo que es lo mismo, 5.443.918 millones de dólares, contarán para el espacio salarial de los angelinos en el curso 2016/17. Algo no demasiado relevante, la verdad. Tras la salida de Kobe, el silo de los Lakers ha respirado una barbaridad, y no necesitan mucha más flexibilidad financiera por ahora. De hecho, casi mejor merendarse el contrato de Young de un bocado, y no en pequeñas dosis de aquí a 2021.

No obstante, las cosas que pueden suceder todavía con el escolta son varias. Traspasarlo (y olvidarse del todo de él y de su ficha) es una opción; poco probable por cierto. Su cotización actual compite con la de la peseta, el sestercio o la dracma griega.

Luego estaría el buyout. Más improbable aún. Considerando su bajón de juego, su edad —31, a pesar de que su carácter juegue al despiste— su relación y afinidad con la familia laker —especialmente tras una temporada floja y con pocos minutos, el “suceso Russell”— y su devaluación en el mercado de agentes libres que os comentábamos antes, parece poco probable que el shooting guard esté por la labor de perdonar un sólo dolar de su contrato.

Opciones

Así pues, si nada se mueve, si nada de esto ocurre, en Lakerland sólo quedaría por hacer una cosa que se puede realizar por dos vías distintas. Cómo distribuir en el cómputo salarial los ingresos de Young, el cual aún tiene una opción de jugador de 5,67 millones para la 2017/18 que sin duda ejercería.

Con la cláusula añadida en el Convenio de 2005, si los Lakers aún apuestan por despedir al jugador podrían ganar cierta flexibilidad a la hora de prorratear su nómina. Por lo tanto, si no se acogen a esta cláusula es fácil:

  • 2016-17: 5,443,918$
  • 2017-18: 5,668,667$

Y de optar por la stretch provision:

  • 2016-17: 5.443.918$
  • 2017-18: 1,889.556$
  • 2018-19: 1.889.556$
  • 2019-20: 1.889.556$

Epoca de pilotes, cemento y argamasa en tierra de Hollywood. Depende de lo que sus arquitectos, ‘Buss & Kupchak S.A’, decidan implementar en los planos de sus próximos años.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los países con más jugadores internacionales en la NBA

Los Kings no serán muy exigentes para traspasar a Rudy Gay

Siguiente