Los Magic ganan en Washington pese a los 39 puntos de Bradley Beal


Los Orlando Magic se hicieron con su segunda victoria de la temporada en su visita a Washington. El conjunto de Florida venció por 120-130 a los capitalinos, que fueron bastante ineficientes en los compases finales del choque y cayeron por segundo encuentro consecutivo. Pese a los intentos de Bradley Beal por mantener a los suyos en el partido, la aportación de sus compañeros en el último cuarto fue bastante escasa, permitiendo a los de Clifford romper ligeramente la igualdad predominante desde el principio y abrir una pequeña brecha que los Wizards no pudieron recuperar.

Los Magic lograron imponerse gracias a una buena actuación coral que les permitió contar con tres hombres por encima de los 20 puntos. El más destacado fue Terrence Ross, autor de 25, que brilló saliendo desde el banquillo y logró ir generando canastas para los suyos gracias a su eficacia en el lanzamiento (9/14). Le siguieron Nikola Vucevic y Markelle Fultz con 22 y 21 tantos respectivamente, a los que el montenegrino añadió 17 rebotes para firmar un sensacional doble-doble que le convirtió en el dominador de la pintura y ayudó a Orlando a llevarse la batalla reboteadora.

Westbrook asume la culpa

Los Wizards, por contra, fiaron todo al talento de Beal, cuyos 39 puntos les mantuvieron con vida durante muchos minutos pero no fueron suficientes para ganar. Thomas Bryant, con 19, fue el segundo en anotación, mientras que Russell Westbrook terminó con 15 tantos.

El ex de los Rockets no vivió su mejor noche a nivel anotador y terminó con un pobre 6/19 en el tiro, aunque sus 15 rebotes y sus 12 asistencias le convirtieron en el cuarto jugador en la historia en empezar una temporada con dos triples-dobles en los dos primeros partidos de su equipo. Solo Oscar Roberton (1961), Jerry Lucas (1972) y Magic Johson (1981 y 1982) lo habían hecho antes, aunque ninguno de ellos lo logró después de haber cambiado de franquicia durante la offseason, algo que sí ha hecho Westbrook recientemente.

No obstante, este registro no compensa la mala noche del base, que además de errar bastantes lanzamientos llegó a perder 5 balones. Es más, Russ asumió una parte importante de la responsabilidad en sus declaraciones posteriores: “Ha sido mi culpa. No hemos sido capaces de ponernos en disposición de ganar el partido, especialmente yo. Demasiados errores en tiros fáciles, algo que ellos no han hecho” afirmó. Veremos si, tras estos dos tropiezos iniciales, los capitalinos son capaces de recomponerse y empezar a sumar triunfos que generen algo más de ilusión sobre el proyecto.

(Fotografía de portada: Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.