Los Nets, esta vez sin Durant, vuelven a caer en Cleveland


La andanza de los todopoderosos Nets ha comenzado de forma sorprendentemente torpe. Apenas dos días después de que Collin Sexton amargase el debut de su Big 3, los neoyorquinos volvieron a caer en Cleveland, esta vez por 125-113, lo que les hace marcharse de Ohio con dos inesperadas derrotas que les demuestran que aún tienen mucho por delante para alcanzar todo su potencial. Para los Cavaliers, por el contrario, este triunfo supone el tercero consecutivo, lo que les permite volver a colocarse con balance positivo (9-8) y seguir siendo la sorpresa positiva de su conferencia.

A diferencia de lo que ocurrió el miércoles, esta vez Steve Nash no pudo contar con sus tres superestrellas, ya que Kevin Durant se mantuvo al margen del choque como medida de precaución en su proceso de recuperación de sus problemas en el Aquiles. Ante esto, Kyrie Irving se encargó de tirar de los suyos en solitario con otra grandiosa actuación en la que firmó 38 puntos (uno más que en el partido anterior) y 5 asistencias con un buen 14/24 en el tiro.

Menos lustrosa fue la noche de James Harden, quien, pese a que la ausencia de KD le invitaba a asumir responsabilidad en la faceta anotadora, siguió más centrado en la distribución y dejó que fuera Irving quien mirase más el aro. La Barba solo lanzó 14 veces a canasta, lo que le hizo terminar con 18 tantos, y firmó un nuevo doble-doble al repartir 11 asistencias y capturar 5 rebotes.

Como en el choque del otro día, Nash decidió seguir realizando ajustes que le ayuden a encontrar el sistema ideal para su renovada plantilla. Esta vez, aun con la baja de Durant, el técnico retiró a Jeff Green del quinteto inicial, devolviendo a él a Joe Harris y a Bruce Brown, quienes han ido entrando y saliendo del mismo a lo largo de la temporada. Sin embargo, ninguno de los dos cuajó una actuación particularmente llamativa, y los hombres de rotación más destacados fueron el propio Green con 13 puntos y Timothe Luwawu-Cabarrot con 11.

Pasillo hacia el aro

En los Cavaliers, Collin Sexton volvió a ser el jugador más destacado aun sin el prodigioso cierre que protagonizó hace dos noches. El base, autor de 25 puntos y 9 asistencias, aprovechó constantemente su explosividad para atacar el aro de los Nets y hacerles daño en la pintura, terreno donde destacaron también Andre Drummon y Jarret Allen, ambos con 19 tantos. El ex de los Pistons terminó además con 16 rebotes (5 de ellos en ataque) y 4 asistencias, mientras que Allen volvió a rendir de maravilla ante su antiguo equipo y recordó a los neoyorquinos a qué habían tenido que renunciar para formar su Big 3.

Y es que en general, fue la incapacidad de Brooklyn para evitar canastas cerca del aro lo que acabó determinando el devenir del encuentro. Cleveland sumó 70 puntos en la pintura, volviendo a evidenciar los problemas de los Nets en dicha materia y forzando a la reflexión acerca de si necesitan algún refuerzo que les permita afianzar su defensa interior. Por ahora, parece que la mera presencia de DeAndre Jordan en la posición de pívot no basta, aunque veremos si Nash es capaz de inventar alguna solución.

(Fotografía de portada: Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.