Los Nets sorprenden a unos Bucks atestados de suplentes


Segunda victoria en tres partidos de burbuja NBA para Brooklyn

Podría haber sido uno de los resultados más sorprendentes dentro de la burbuja NBA. Los mellados Brooklyn Nets vencieron al mejor equipo del Este y también récord más limpio de toda la Liga, los Milwaukee Bucks. Sin embargo, el partido tuvo muchos matices. No es que David venciera a Goliat en combate singular y ya está. El sorprendente resultado se explica desde prismas muy concretos y decisivos.

Para empezar, los jugadores principales de los Bucks estuvieron en cancha durante muy poco tiempo. Dos titulares como Brook Lopez y Wesley Matthews no tomaron parte en el partido —se entiende que por descanso— y Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton no pasaron de 15 minutos y pico de juego. Eric Bledsoe, que volvía a la formación de los Bucks y debutaba en el complejo de Disney, manejó 18 minutos.

Vamos, que Mike Budenholzer montó todo un laboratorio andante, campo de pruebas para que su segunda unidad sacara pecho y se entonara todo lo posible para los importantes compromisos que se avecinan. Así, jugadores menos habituales como Frank Mason, Donte DiVincenzo, Marvin Williams, Ersan Ilyasova o D.J. Wilson fueron quienes actuaron en los minutos decisivos de la segunda parte.

O sea, que los Bucks fueron con la reserva, con el equipo B durante gran parte de los minutos, podríamos decir. Y eso no quita todo el mérito de los Brooklyn Nets, ni mucho menos. El equipo que dirige Jacque Vaughn también manejaba ausencias muy importantes. Contando que ya llegaron a la burbuja en auténtico cuadro, para el envite ante Milwaukee también estaban fuera Joe Harris, Jarrett Allen y Caris LeVert; de largo, los mejores del producto que queda disponible para jugar.

Con todas sus limitaciones propias y probatinas del rival, la victoria de los Nets contó con un mérito tremendo. También iban con segunda unidad (o tercera si nos ponemos) y consiguieron llevarse la victoria gracias a una muestra bastante apañada.

Timothe Luwawu-Cabarrot resultó máximo anotador, de sus filas y el partido, con 26 puntos y cinco de siete en triples. Rey por un día con Brooklyn.

Un algo más habitual como Garrett Temple también afinó el instrumento para terminar con 19 tantos y cuatro asistencias. Enorme el desempeño de los Nets, que emplearon un carrusel de desconocidos en su formación, de temporeros; hasta seis jugadores que no fueron escogidos en el draft fueron parte de su rotación ante Milwaukee.

Brooklyn, dos de tres

Jamal Crawford (40 años) realizó su debut con los Nets pero tuvo que retirarse a los cinco minutos de haber tocado pista debido a unas molestias físicas en el muslo.

Encomiable labor la de Brooklyn, que suma dos de tres victorias en Orlando. Además, de propina los Nets igualan el récord de los Orlando Magic, séptimo clasificado del Este.

Por parte de los Bucks, la derrota no supone el menor sufrimiento. Solo la conclusión de que sus suplentes tienen que seguir remando un poco más fuerte. El laboratorio de Budenholzer fue descarado con objetivo de examinar a su prole menos habitual. Habrá que seguir probando. Pese a su breve tiempo en cancha, Giannis terminó como máximo anotador del equipo (16).

Leve daño al mejor equipo de la Liga y recompensa merecida para unos muy dignos Nets. Todos contentos y muchos jugadores con descanso adicional. Esto también puede ocurrir en los partidos de la burbuja NBA, que haya poco o muy poco en juego.

(Fotografía de portada: Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.