Los New York Knicks intentarán deshacerse del contrato de Stoudemire el próximo verano

Lo que parecía una bonita amistad entre los New York y Amar’e Stoudemire ha terminado en pesadilla. El idilio del ala-pívot en la Big Apple ha sido trágico, sus constantes problemas físicos apenas le han permitido rendir como lo hiciera en los Phoenix Suns.

El aterrizado de STAT fue sonoro en New York después de que grandes agentes libres como Lebron James, Dwyane Wade o Joe Johnson rechazaran la propuesta de los Knicks.

“The Knicks are back (Los Knicks están de vuelta)”, dijo Stoudemire en su presentación.

Media temporada de ensueño con Mike D’Antoni en el banquillo y junto a compañeros como , y . A partir del traspaso de todo se truncó para Amar’e.

Con la llegada de Melo no era la primera referencia en ataque, no se jugaba al ‘Run & Gun’; el pick & roll que tanto amaba desapareció y con él su mejor compañero, Felton.

Los Knicks volvieron a los playoffs esa temporada de milagro, pero Carmelo Anthony era la referencia y apenas había espacio para el juego de Stoudemire.

Las siguientes temporadas no le han ido mejor. Lesiones de rodilla; su polémica con el puñetazo al extintor; no encajaba en el esquema de Woodon y su restricción de minutos han hecho que uno de los mejores ala-pívots de la competición apenas tenga importancia en el esquema de los Knicks.

Por ello, por la famosa reconstrucción de 2015 y por su enorme salario (cobrará en 2014-15 casi 24 millones), los New York Knicks harán todo lo posible por deshacerse de su contrato en el próximo mercado veraniego de 2014 para hacer hueco en sus cuentas o bien para atraer a otro gran agente libre.