Los Nuggets sobreviven a la exhibición de Donovan Mitchell y suman su primer triunfo


No han podido dar comienzo los playoffs de mejor manera. Caviar para los paladares más exigentes. Con un auténtico partidazo, de esos que crean afición. Los Denver Nuggets han inaugurado su casillero particular tras imponerse (125-135) a los Utah Jazz en un vibrante y apasionado encuentro. Al igual que ocurriera una semana atrás, el enfrentamiento precisó de la prórroga para determinar a su ganador y estuvo repleto de alternativas.

Donovan Mitchell firmó una actuación memorable en la que se fue hasta los 57 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias. Esta anotación supone un nuevo récord en la historia de la franquicia en un partido de playoffs tras superar los 50 puntos anotados por Karl Malone en el año 2000. Sin embargo, su esfuerzo sería en vano. Los Jazz pagaron el gran esfuerzo realizado y las importantes bajas y se desinflaron en el tiempo extra, donde un inspirado Jamal Murray (36 puntos y 9 asistencias) y Nikola Jokic (29 puntos y 10 rebotes) dictaron sentencia.

El encuentro inició con una declaración de intenciones e intercambio de golpes por parte de ambos conjuntos. Los Nuggets se sentían más cómodos desde el perímetro, donde dieron comienzo con su particular idilio con el triple. La defensa de los Jazz tampoco permitía más opciones. Rudy Gobert ató en corto a Nikola Jokic y Jamal Murray aún estaba desconectado. Una serie de fogonazos del base regalaron las primeras ventajas para los de Colorado. Los Jazz no se dejaron ir y se mantuvieron a remolque gracias a Mitchell, quien empezaba a caldear el ambiente. Con el apoyo de Joe Ingles (19 puntos y 6 asistencias) y Jordan Clakson (18 tantos), los de Quin Snyder soportaron el primer chaparrón al descanso.

En la segunda mitad, los de Salt Lake City mostraron una mejor versión y equipararon la contienda. Mejoraron la circulación de balón, subieron una marcha en defensa, insistieron en atacar desde el pick&roll y hallaron una y otra vez a Mitchell. Después de dos cuartos a la estela de Denver, los Jazz recuperaron la ventaja en el marcador y estiraron la goma ligeramente antes de dar comienzo al último cuarto. En él, ambos equipos no fueron capaces de imponer su ritmo y se llegó al final del reloj con igualdad absoluta. Jokic pudo cerrar el duelo en la última posesión pero su tiro, bien defendido por Gobert, fue repelido por el aro.

El gran esfuerzo realizado durante el resto del partido terminó por pasar factura. El mayor fondo de armario de los Nuggets permitió poner en pista a piernas más frescas. Un nuevo brote anotador de Murray resolvió el partido en apenas dos minutos del tiempo extra. Jerami Grant y Nikola Jokic apoyaron desde el perímetro. Los Jazz, visiblemente frustrados ante un partido que se les escapaba sin remedio, apelaron a la desesperada pero cosecharon más pérdidas de balón que puntos. Demasiado castigo para un partido que nadie merecía perder. Pero un gran regalo para los aficionados en el partido que dio el pistoletazo oficial a los playoffs de 2020.

Ambos equipos volverán a enfrentarse este martes a las 22:00, hora española. Un nuevo triunfo de los Nuggets supondría un golpe deportivo y moral prácticamente definitivo.

(Fotografía de portada de Ashley Landis – Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.