Los Pelicans pescan en la D-League: Anthony Brown

Hubo quejas y brazos en jarra a modo de inconformismo entre los aficionados de los cuando su roster final fue configurado y comprobaron que no estaba en él. Haber renunciado a su sedosa muñeca por un que rezumaba ya a corbata y banquillo, no gustó a muchos.

Y es que el forward de 24 años, nº 34 del Draft 2015, es carne de NBA. Si no de primera unidad, le sobra para ser carne de rotación. Su etiqueta de “3&D” es de las que atrae a no pocos equipos. Y ahí han estado los New Orlean prestos para que no se prolongara más la estadía de Brown en una liga que no es la suya.

Despedido —ya realmente empiezo a preguntarme qué es lo que pasa con este jugador; un Fredette 2.0 en cuanto al rechazo que provoca—, había un hueco; y con Jrue Holiday repuesto y atreviéndose a mirar con timidez hacia arriba, nos trae Marc Stein de ESPN, han decidido en la directiva reforzar su banquillo para ver si esto les puede servir en el largo camino que será el intento de remontada liguera.

A ganarse el puesto

A Brown le secunda una fama de tirador, y en los  de la Liga de Desarrollo no la está minando precisamente; más bien lo contrario. 29,3 puntos con un 65% from downtown. No hay color con su temporada pasada de oro y púrpura, donde estuvo con la confianza perdida y un porcentaje desconocido del 28,6%.

Contrato, por supuesto, por el mínimo y no garantizado. Hora de ganarse el pan y el sitio a base de tenacidad, esfuerzo, y, desde luego, unos cuantos ¡chofs!


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

C.J. McCollum devuelve la sonrisa a los Blazers

Las rodillas vuelven a alejar a Parsons de las canchas

Siguiente