Los Pistons continúan lanzados

Los Detroit dieron continuidad a su buen estado de forma imponiéndose a Minnesota por 131-114. El cuadro de Casey logró así su tercer triunfo consecutivo, y mantiene la sexta plaza del Este que tanto le ha costado recuperar. Los Timberwolves, por su parte, siguen en tierra de nadie sin más objetivo que ver pasar los 17 partidos que les quedan por delante.

¿Pero qué ha pasado?

La actual racha de Detroit ha pillado tan por sorpresa a toda la NBA que incluso cuesta darle la magnitud que realmente tiene. Hace poco más de un mes, los Pistons se dejaban remontar 25 puntos ante los Clippers, tenían un balance de 22-29, estaban a dos partidos de playoffs, y todo parecía destinado al desastre. Había que traspasar a Griffin, reconstruir de una vez, quemar y purificar las oficinas…

Y de repente esto. 10 victorias en los últimos 12 partidos; en otras palabras: nadie en toda la NBA gana más que los de Michigan desde entonces. Los Pistons están en balance positivo (32-31) por primera vez desde el 17 de diciembre, ya son sextos en el Este, y tienen ante sí dos partidos seguidos ante los Bulls que se prestan a seguir prolongando la racha. Ver para creer.

Un final arrollador

El encuentro ante los Timberwolves, que parecía destinado a un final apretado por el 90-88 que campaba en el marcador al final del tercer cuarto, tuvo de todo menos eso. El inicio del último periodo por parte de los de Casey fue inmejorable, y con un muy agresivo y los tiradores muy enchufados endosaron a Minnesota un parcial de 16-2 en apenas dos minutos que dejó el choque visto para sentencia. No contentos con eso, los locales llegaron a ampliar la ventaja a 25 puntos (123-98) en unos minutos que llevaron el delirio al Little Caesars Arena.

Con 31 puntos y 15 rebotes, fue el mejor del encuentro, pero quien sin duda marcó la diferencia fue la segunda unidad. Los hombres de banquillo no solo se encargaron de protagonizar el parcial definitivo, sino que se combinaron para un total de 70 puntos y un 9/17 en triples que recordó al mundo que este equipo puede ganar sin un gran . El ex de los Clippers se quedó anoche en 9 puntos, su tercera anotación más baja del curso, a los que añadió 6 rebotes y 7 asistencias.

En los Timberwolves, que se deshicieron como un azucarillo ante el empuje de los Pistons en el último periodo, volvió a liderar a los suyos tras alcanzar los 24 tantos, aunque se quedó en unos paupérrimos 4 rebotes (promediaba 16 en los últimos 5 encuentros) y perdió 6 balones. con 18 puntos y con 15 le acompañaron en la anotación, pero fue un partido bastante olvidable a nivel general, y no parece que los que quedan vayan a dejar de serlo.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

LeBron James supera a Michael Jordan y se convierte en el 4º máximo anotador de la historia

Denver no da opción a los Lakers

Siguiente